Operación empresarial

¿Qué condiciones impone el Gobierno a la opa sobre Naturgy?

El Ejecutivo exige apoyo a las inversiones en transición ecológica, de mantenimiento del domicilio social y plantilla y la cotización en la bolsa

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. / EUROPA PRESS

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Tras casi medio año, el Gobierno ha autorizado la oferta de compra (opa) parcial del fondo australiano IFM sobre Naturgy. Al ser una empresa considerada estratégica, el Ejecutivo ha tenido que dictaminar sobre la operación y le ha impuesto una serie de condiciones., mucho más laxas de lo previsto inicialmente y encaminadas a preservar el perfil industrial de la compañía.

Inversiones

Durante cinco años después de liquidarse la operación, el fondo australiano IFM que aspira a obtener hasta el 22,69% del capital de Naturgy con una opa supeditada a alcanzar al menos el 17%, deberá apoyar todas aquellas inversiones de la compañía energética destinadas a la transición ecológica en España. Em concreto, en el ejercicio de sus derechos de voto en la junta de accionistas o en el consejo de administración la inversión de la compañía deberá dar su respaldo a "proyectos vinculados a la transición energética en España que contribuyan a generar valor a largo plazo, sean sostenibles y se ajusten a los estándares de mercado en rentabilidad y perfil de riesgo".

Sede y empleo

El nuevo accionista tendrá también que asegurar que la compañía mantiene su sede social en España, así como la mayor parte de la plantilla en el país. Naturgy ya ha llevado a cabo en los últimos meses un ajuste de empleo. Se cerró el mes pasado con un total de 800 bajas incentivadas, de las que 100 se producirán hasta final de este año. En total, la compañía contará ahora con unos 10.540 empleados, de los que 5.350 están en España.

Dividendo y bolsa

La política de dividendos de la compañía deberá ser "prudente para que permita acometer la política de inversión vinculada a la transición energética" y una estrategia de endeudamiento externo encaminada a mantener su calificación crediticia de grado de inversión de la sociedad y que las ratios de endeudamiento no sean superiores a lo fijado por la CNMC. También deberá realizar la difusión al mercado de información financiera anual y semestral, así como la difusión del informe de gobierno corporativo y un informe sobre la remuneración del consejo.y deberá mantenerse una nota crediticia de solvencia. A su vez no podrá excluir de la bolsa las acciones de la compañía En este caso, la condición regirá durante tres años, a diferencia del resto de requisitos, que son para cinco años.

Noticias relacionadas

Desinversiones

El nuevo accionista de Naturgy no podrá apoyar ninguna venta o desinversión diferente a las incluidas en el plan estratégico de Naturgy 2021-2025 que implique que pierda el control sobre las filiales "que puedan poner en peligro el buen funcionamiento de las actividades de transporte y distribución de energía eléctrica y gas natural en España".