Sector financiero

El BCE levanta el veto al reparto de dividendos de la banca

En diciembre la autoridad monetaria ya levantó parte de las restricciones y limitó la distribución de beneficios al 15%

Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort.

Sede del Banco Central Europeo en Fráncfort. / AFP / YANN SCHREIBER

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido este viernes el levantamiento total de las restricciones al reparto de dividendos de las entidades bancarias que impuso hace más de un año como medida para conservar el máximo capital posible de la banca para afrontar las consecuencias de la crisis del covid-19. El consejo de supervisión del banco se ha reunido hoy y ha tomado esta decisión sobre la remuneración a los accionistas de los bancos, que era una de las noticias más esperadas por el sector y que será efectiva a partir de finales de septiembre.

"Las últimas proyecciones macroeconómicas confirman el repunte económico e indican una incertidumbre reducida, lo que está mejorando la confianza en las trayectorias de capital de los bancos", ha argumentado el BCE en un comunicado. El organismo asegura que se ha examinado el riesgo de crédito de los bancos durante la pandemia y, como consecuencia de eso, es "apropiado" reinstaurar las prácticas que se venían dando antes de la pandemia de discutir los planes de remuneración al accionista de forma individualizada. La medida entrará en vigor a partir de octubre.

En todo caso, se mantendrá la supervisión y a la hora de valorar los planes de distribución de dividendos de los bancos, los supervisores del BCE tendrán en cuenta los resultados de los test de estrés de 2021, cuya publicación tendrá lugar la semana que viene. También valorarán las prácticas de riesgo crediticio de los bancos y cómo podrían afectar a la credibilidad de su trayectoria de capital.

En diciembre de 2020, después de la restricción total en marzo del año pasado, la autoridad monetaria ya levantó parcialmente las restricciones, limitando las distribuciones a un 15% de los beneficios. Unas semanas antes, EL PERIÓDICO ya adelantó esta posibilidad.

Como es habitual, la decisión de este viernes se ha comunicado al cierre de los mercados. En todo caso, la decisión queda subordinada a que las autoridades supervisoras aprecien que las condiciones económicas y del sector financiero no se han deteriorado. El BCE reclama a los bancos prudencia a la hora de decidir su política de reparto de dividendos aunque no haya restricciones. Ese es un mensaje que trasladó la la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, hace unos días, según fuentes del sector. Aunque desparezca la restricción explicita, el BCE controlará que los bancos no apliquen remuneraciones que se consideren excesivas. “Tenemos otras herramientas si los bancos no aceptan la recomendación del supervisor”, añadió la subgobernadora en una entrevista a Bloomberg.

Noticias relacionadas

Los bancos siempre han criticado este veto al reparto de los dividendos, sobre todo al compararse con la banca de EEUU, que no está sujeta a este tipo de restricciones. Durante la presentación de los resultados semestrales, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, destacó que esperaba que el BCE le permitiera repartir un pay-out en dividendo del 50% en efectivo, como ha hecho habitualmente esta entidad financiera. De hecho, desde que entró en vigor esta restricción, los bancos se han visto muy penalizados en la bolsa.

Un estudio reciente elaborado por el propio BCE concluyó que la recomendación de que las entidades de la zona euro evitasen distribuir dividendos entre sus accionistas en respuesta a la incertidumbre de la crisis provocada por la pandemia tuvo un impacto adverso promedio del 7% en la valoración de las acciones de los bancos.