Farmacéuticas

La tercera generación gana peso en la dirección de Almirall

Carlos Gallardo Piqué asume la vicepresidencia de la farmacéutica catalana, presidida por Jorge Gallardo

El presidente alerta del riesgo para el sector de suprimir patentes y aboga por abaratar costes para el tercer mundo

El presidente de Almirall, Jorge Gallardo, mira sus notas durante la junta de accionistas telemática.

El presidente de Almirall, Jorge Gallardo, mira sus notas durante la junta de accionistas telemática.

Se lee en minutos

La farmacéutica catalana Almirall ha definido ya un plan para aclarar la continuidad de la empresa familiar tras la actual presidencia de Jorge Gallardo, de 79 años. Gallardo ha asegurado que no ha llegado el momento de dejar el cargo pero ha reconocido que "el plan está preparado, pero no lo comentamos". El hijo del actual presidente Carlos Gallardo Piqué, que es vicepresidente segundo, está asumiendo "mayores e importantes responsabilidades" en el consejo, fundamentalmente la transición digital y el diseño de nuevas estrategias de crecimiento e I+D.

Gallardo se ha referido a la sucesión al frente de la farmacéutica catalana durante una rueda de prensa telemática tras la celebración este viernes de la junta general de accionistas de esta empresa del Ibex 35, y ha dejado claro que la compañía está "preparada" para afrontar adquisiciones si surgieran oportunidades, aunque ha matizado que ahora no ve ninguna atractiva. China es uno de los mercados más interesantes para el grupo, junto a EEUU. Carlos Gallardo, que representa a la tercera generación de la familia, ocupa el cargo de vicepresidente segundo, por lo que el principal directivo ejecutivo sigue siendo nuevo consejero delegado, el italiano Gianfranco Nazzi, que procede de Teva, y que releva al belga Peter Guenter.

Gallardo ha dicho que espera que sea un año "de crecimiento" en EEUU, tras un 2020 en el que sus ingresos en el país cayeron un 42,9%. La facturación de la compañía el año pasado llegó a lo 814,5 millones de euros, un 10% menos como consecuencia de la pandemia y la dificultad de comercialización de la producción. La firma reitera su intención de centrar su actividad en la dermatología, de la que Gallardo destacó que existen alrededor de 3.000 enfermedades y "pocos productos para curar". Sin dar datos de previsiones para este año, más allá de apuntar a un crecimiento de la actividad del entorno del 5%, el presidente de Almirall apuntó a que se espera una recuperación a partir de la segunda mitad del año, con un ebitda de entre 215 y 235 millones (frente a los previstos del 2020 de entre 190 y 210).

Patentes de las vacunas

Ante la polémica sobre si se deben liberalizar o no las patentes de las vacunas contra el coronavirus, Gallardo se ha mostrado en contra. Gallardo ha dicho que lo de suspender las patentes es "abrir la puerta" a una situación que "va a levantar mucha polvareda", que a las farmacéuticas se las "considera las malas de la película" y que las firmas internacionales llegarán a acuerdos en el tercer mundo para producir vacunas a costes bajos, por lo que "no hace falta atacar la patente".

Noticias relacionadas

La junta de hoy ha dado vía libre a las cuentas de 2020, a un dividendo de 0,19 euros por acción, al nombramiento del nuevo CEO como miembro del consejo y a la reelección como consejeros de Jorge Gallardo, Antonio Gallardo y de Carlos Gallardo Piqué, entre otros. Almirall también ha anunciado hoy que convocará una Junta Extraordinaria de Accionistas el próximo 18 de junio en la que aprobará el nombramiento como miembro del consejo del directivo de AstraZeneca Ruud Dobber, en calidad de independiente. Dobber, de reconocido prestigio internacional y una extensa trayectoria profesional ha ejercido como vicepresidente ejecutivo y presidente de la unidad de negocio biofarmacéutico de AstraZeneca desde el año 2019, a la vez que ha dirigido la estrategia comercial y de los lanzamientos de las áreas de cardiovascular, renal y metabólica (CVRM), y de respiratoria e inmunología.

La biofarmacéutica Almirall está enfocada en la salud de la piel. La compañía, fundada en 1943 y con sede en Barcelona, cotiza en la bolsa de Valores de España y es miembro del Ibex 35. Almirall tiene presencia directa en 21 países y acuerdos estratégicos en más de 70, a través de 13 filiales, con aproximadamente 1.800 empleados. Los ingresos totales en 2020 fueron de 814,5 millones de euros, el 10% menos que el año anterior.