Telecomunicaciones

El Gobierno impulsa medidas para favorecer la inversión de las telecos en 5G

El Consejo de Ministros amplía de 20 a 40 años la concesión del espectro radioeléctrico

La vicepresidenta Nadia Calviño en un evento sobre fondos europeos organizado por El País.

La vicepresidenta Nadia Calviño en un evento sobre fondos europeos organizado por El País. / EFE / Jaime Villanueva

2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

La enorme competencia en el mercado de las telecomunicaciones y el auge del ‘low cost’ han supuesto una caída de ingresos en un sector que pide a gritos su consolidación de cara a las gigantescas inversiones a las que tiene que hacer frente para el desarrollo de la tecnología 5G. Consciente de ello, el Gobierno busca incentivos para favorecer estas inversiones. El primero, aprobado este martes en Consejo de Ministros, pasa por ampliar de 20 a 40 años del plazo de las futuras concesiones del espectro radioeléctrico.

Así, se permite a las telecos amortizar mejor la inversión y sacarle un rendimiento mayor, así como dar previsibilidad a más largo plazo. Un guiño para las compañías que podría "amortiguar el golpe" en caso de que finalmente el departamento de Economía no consiga reducir el precio inicial de la licitación, fijado en 1.170 millones de euros, tal y como le han reclamado las telecos.

La patronal, DigitalES, ha aplaudido la medida que ellos mismos habían propuesto en las alegaciones al anteproyecto de Ley General de Telecomunicaciones. El Gobierno "ha entendido la difícil coyuntura que atraviesa el sector de telecomunicaciones, la necesidad de aportar una mayor seguridad jurídica y previsibilidad y, de forma más amplia, la importancia estratégica que tendrá la tecnología 5G", asegura la asociación en un comunicado.

El Gobierno tiene previsto licitar la banda de 700 megahercios en las próximas semanas. Esta banda es la más baja, la que da una mayor cobertura al permitir alcanzar los interiores de los edificios y, por tanto, la que más interés tiene. La licitación se ha retrasado un año por la pandemia del coronavirus y, aunque estaba previsto que la puja se celebrase en el primer trimestre de 2021, finalmente se producirá en el segundo. En el borrador de la propuesta se fija un precio inicial de subasta de 1.170 millones de euros, muy criticado por las telecos que reclaman un precio inferior. Y los PGE de 2021 incluyen una previsión de ingresos total de 2.100 millones de euros.

Noticias relacionadas

Según el hasta hace unos meses consejero delegado de Vodafone en España, Antonio Coimbra, el sector se enfrenta en los próximos años a una inversión de entre 5.000 y 10.000 millones de euros para construir una red de 5G similar a la que tiene de 4G. Sin embargo, las compañías de telecomunicaciones viven una época confusa con ingresos muy bajos pese al auge de su actividad en la sociedad. "Es irónico que el año en el que se ha hecho más patente que nunca que la conectividad desempeña un papel esencial en la nueva economía, los ingresos de las telecomunicaciones siguen cayendo y su valor está en su punto más bajo", decía el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, hace unos meses. Mientras el consejero delegado de Orange España, Jean-François Fallacher, reconocía hace una semana que la compañía no prevé que sus ingresos “vuelvan a la senda del crecimiento pronto”.

Por ello, el Gobierno "está valorando más medidas", además de la ampliación del plazo de la concesión de espectro para fomentar esas inversiones en la red de telecomunicaciones. Según indicó la ministra de Economía este lunes en un foro organizado por El País, el Ejecutivo elabora todo un 'plan de choque' para asegurarse de que hay fondos suficientes para poner en marcha todas las inversiones necesarias.