Modelo 'bootcamp'

La Generalitat promueve cursos de inspiración militar a 4.600 euros para instruir informáticos

  • Polítiques Digitals coparticipa de un estudio que promueve exportar de EEUU el modelo 'bootcamp' para formar a programadores e ingenieros

  • En España hay 35 centros que ofrecen estos programas exprés y que en el 2020 formaron a 6.240 alumnos; este año aspiran a duplicar esa cifra

El pluriempleo no sólo es algo positivo económicamente para el trabajador, si no que da la posibilidad de crecer laboralmente y ampliar conocimientos.

El pluriempleo no sólo es algo positivo económicamente para el trabajador, si no que da la posibilidad de crecer laboralmente y ampliar conocimientos. / Alex Kotliarskyl.

Se lee en minutos

La Generalitat promueve la implantación del modelo estadounidense de ‘bootcamp’ en Catalunya para, mediante la inversión privada, alimentar de ‘reclutas’ altamente cualificados a las empresas del sector tecnológico. Este modelo consiste en unos cursos exprés y de inspiración militar que están diseñados para informáticos, programadores e ingenieros de datos. Su precio medio ronda los 4.600 euros, es impartido en academias privadas y busca mejorar, en un corto periodo de tiempo, las habilidades de sus alumnos en unas competencias concretas.

Este es el retrato robot de un ‘bootcamp’ que dibuja el informe presentado este lunes por el Departament de Polítiques Digitals y el Mobile World Capital. En España hay 35 centros que actualmente ya ofrecen estos cursos, el 40% de ellos se concentra en Barcelona y en el 2020 formaron a un total de 6.240 alumnos. El sector está en alza y prevé formar a casi el doble de alumnos este año. Durante el pandémico 2020 sus academias facturaron 26 millones de euros y este año aspira llegar a los 45 millones; según recopila el estudio. 

El modelo ‘bootcamp’ llega desde Estados Unidos, donde a principios de los 2000 comenzó a formar a los peones cualificados de la industria tecnológica que posteriormente nutren las filas de los googles, apples y facebooks. Su origen proviene del argot de los marines norteamericanos, que se referían a los campamentos de formación de los nuevos reclutas (los ‘boots’) como ‘bootcamps’. En el 2019, 34.000 alumnos se formaron en ‘bootcamps’ en Estados Unidos y las academias facturaron 460 millones de dólares con ellos. Solo en San Francisco hay los mismos ‘bootcamps’ que en toda España.

¿Quién contrata a estos perfiles?

Noticias relacionadas

Y la Generalitat considera que este es uno de los modelos a incentivar para surtir a las empresas catalanas y punteras en tecnología de los ‘reclutas’ que precisan. ¿Quién contrata a estos perfiles? Desde desarrolladores de software o aplicaciones, como Glovo, Wallapop o N26, hasta consultoras, como Deloitte, Everis o Accentura; así como firmas ‘tradicionales’ que se encuentran en fase de digitalización, como Telefónica, Seat o Zara. "La brecha de talento digital y, por tanto, la falta de profesionales en el sector tecnológico ha impulsado el crecimiento de los bootcamp durante la última década", según reza el informe.  

Estos cursos "no compiten, sino que complementan los formatos de formación tecnológica existentes tales como las Ingenierías, los Másteres Universitarios y la Formación Profesional en TIC, todos ellos de mayor duración y amplitud de contenidos", según recoge el informe presentado este lunes. Su duración va de los tres a los 12 meses y está pensada para trabajadores jóvenes, que ya han salido de la universidad pero todavía no tienen consolidada su carrera profesional. La mitad de los formados hasta ahora tiene entre 25 y 35 años, según constata el estudio.