Oficinas públicas de empleo

Dos semanas tras el ciberataque al SEPE: Miles de prestaciones sin atender y dudas de que todos cobren a tiempo

  • Las oficinas de Barcelona, de las más colapsadas, ya acumulaban 20.000 solicitudes de prestación pendientes de atender antes del ciberataque

  • En los últimos 15 días 2.829 personas han estado afectadas por un erte o un ere en Catalunya y el atasco de las oficinas complica que todos cobren en marzo

  • "Ningún ciudadano va a tener retrasos en el pago de sus prestaciones", se comprometió esta semana la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Cola delante de una Oficina de Treball de la Generalitat en Barcelona para tramitar el paro.

Cola delante de una Oficina de Treball de la Generalitat en Barcelona para tramitar el paro. / FERRAN NADEU

4
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Marc recogió las cosas de su escritorio y salió el 12 de marzo por última vez de la que durante décadas fue su oficina. Al día siguiente se conectó a la página web del SEPE para tramitar su prestación por desempleo, sin conseguir cita previa. "En estos momentos no podemos ofrecerle citas en la oficina seleccionada. Puede hacer sus gestiones a través de la sede electrónica", es el mensaje automático que arroja la página web del SEPE. Marc cursó su pre solicitud 'on line' y a fecha de este jueves sigue esperando que alguien se ponga en contacto con él para tramitar su prestación de paro. 

Como Marc, miles de personas que se han quedado en paro o han pasado a un nuevo erte esperan a que un funcionario del SEPE pueda atender su expediente. El parón durante días y las limitaciones que todavía arrastra el operativo informático, tras el ciberataque detectado el 9 de marzo, ha provocado un repunte en el atasco que arrastraban las oficinas públicas de empleo. Aquellas prestaciones ya tramitadas no corren peligro, pero las carpetas nuevas o pendientes todavía por resolver se amontonan encima de las mesas de trabajo, con los dispositivos electrónicos todavía no al 100%. "Ningún ciudadano va a tener retrasos en el pago de sus prestaciones", se comprometió esta semana la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

La página web del SEPE muestra incidencias para pedir citas previas.

/ El Periódico

En provincias como la de Barcelona esta saturación, sin llegar al extremo del primer estado de alarma, es de las más notables. Según fuentes sindicales consultadas, 20.000 prestaciones estaban pendientes de atender el día que la dirección del SEPE ordenó cerrar todos los dispositivos electrónicos para minimizar los daños del virus informático de tipo Ransonware. Y solo por la vía de los expedientes colectivos, un total de 2.829 personas, de 210 empresas diferentes, han sido afectadas por un ere o un erte en Catalunya entre el 9 de marzo y el 22; según datos facilitados por el Departament de Treball.

“Estamos en proceso de recuperación, el servicio no está reestablecido ni mucho menos. El formulario web está parado. La gente que no tiene identidad electrónica puede enviar sus presolicitudes, pero nosotros no podemos acceder para atenderlas. Y el 90% del trabajo entra por presolicitud", explica el director de oficina y delegado sindical de CGT Miguel Ángel García. Es decir, aquellos ciudadanos que consigan cita previa o que tengan identidad digital sí están pudiendo tramitar sus prestaciones, pero el grueso de los demandantes no.

El motivo, según explicaron varias fuentes conocedoras, es que en la provincia de Barcelona para gestionar las presolicitudes el SEPE dispone de un servidor particular. Este, entre otros, 'purga' los duplicados, en el caso de que una personas pidiera varias veces su prestación. Y como es un servidor a parte, actualmente está inoperativo y bajo vigilancia preventiva, por si ha quedado infectado o dañado de algún modo por el virus informático. Lo que provoca que ese grueso de solicitudes no acaben llegando a los empleados públicos.

"Muchas trabajadores fijos discontinuos está preocupados, porque cada mes tienen que renovar su prestación"

"Todavía estamos resolviendo parte del trabajo pendiente de los días que no se pudo operar", coincide la delegada de CCOO Margarita Rico. "Nos están llegando muchas consultas de trabajadores fijos discontinuos, que cada mes tienen que renovar su prestación", reconoce la secretaria de política sindical de UGT de Catalunya, Núria Gilgado. Otra de las secuelas del ciberataque es que los trabajadores del SEPE no pueden teletrabajar, por precaución ante la mayor exposición al virus. Lo que implica menor posibilidad de horas extras para sacar adelante los expedientes pendientes. “[A los empleados de oficina] me cuesta trabajo darles trabajo”, explica García.

Noticias relacionadas

La newsletter del director

Recibe en tu correo el análisis de la jornada de la mano del director de elPeriódico.com, Albert Sáez.

Suscríbete

"Ningún ciudadano va a tener retrasos en el pago de sus prestaciones", es el mensaje en el que insisten desde el Ministerio de Trabajo. Los sindicatos no comparten ese optimismo y alertan de que en la nómina de este mes (que se paga antes del 10 de abril) habrá gente que no cobrará. Dos semanas después del ciberataque, ninguna de las fuentes consultadas para este reportaje se ve capaz de cuantificar la incidencia en el retraso en la tramitación de prestaciones. Desde el Col·legi de Graduats Socials de Catalunya no les llegan quejas, de momento, de una afectación generalizada. Y desde la 'Plataforma de Afectados por Erte' señalan que hasta la primera semana de abril, cuando se empiezan a pagar las nóminas del mes anterior, no pueden dimensionar los nuevos posibles retrasos. Mientras tanto, Marc sigue mirando la pantalla de su teléfono móvil, esperando ese mensaje de texto que le diga que su prestación ha sido tramitada. 

Temas

Empleo Paro