Factura del 18,5% del PIB

España deja de ganar en PIB por discriminar a las mujeres lo mismo que perdió con el primer confinamiento

  • La economía española deja de generar anualmente el 18,5% de su PIB debido a la falta de paridad entre hombres y mujeres en el mercado de trabajo; según un informe de Closing Gap y la consultora PWC

El pluriempleo no sólo es algo positivo económicamente para el trabajador, si no que da la posibilidad de crecer laboralmente y ampliar conocimientos.

El pluriempleo no sólo es algo positivo económicamente para el trabajador, si no que da la posibilidad de crecer laboralmente y ampliar conocimientos. / Alex Kotliarskyl.

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La discriminación de la mujer en el mercado de trabajo le cuesta cada año a la economía española lo mismo en PIB que el mazazo del coronavirus destruyó en su primer confinamiento. España deja de generar el 18,5% de su PIB, unos 230.847 millones de euros cada ejercicio, debido a la falta de paridad entre hombres y mujeres. Esta es la principal conclusión del informe presentado este viernes por Closing Gap y elaborado junto a la consultora PWC. La otra es que, al actual ritmo, España tardará 35 años en alcanzar un escenario de cierta paridad efectiva entre hombres y mujeres.

Los efectos del cerrojazo sobre la economía, el confinamiento domiciliario de la población y la parálisis sin precedentes de la actividad que supuso el primer confinamiento en la primavera del 2020 es el coste de oportunidad que, año tras año, echa a perder la economía española al discriminar a las mujeres. Si el INE certificó que el PIB español sufrió una histórica contracción del 18,5% entre el primer y segundo trimestre como resultado de la pandemia, el índice Closing Gap cifra coincidentemente también en el 18,5% el PIB que se deja de producir en España fruto de las diversas brechas de género.

La discriminación de la mujer en la esfera económica va más allá de la brecha salarial, del 23% de media según los últimos datos de la Agencia Tributaria. Implica también una menor presencia en los órganos directivos -solo el 30% de las butacas de los consejos de administración del Ibex están ocupadas por mujeres- o una mayor feminización de sectores con menor recorrido en la economía del siglo XXI, como es el caso de las disciplinas STEM. Según los datos ofrecidos este viernes por las presentadoras del estudio, solo el 12% de los profesionales de la computación 'on line' son mujeres; porcentaje que se eleva levemente hasta el 25% en el caso de los especializados en inteligencia artificial.

La brecha de género, según el Índice Closing Gap, se sitúa en España en el 64,1%. Donde 100 es la máxima paridad y 0 la mínima.

/ Closing Gap

Menos horas, peor pagadas y en sectores de menor valor añadido. Todo ello se traduce en que, pese a que las mujeres representan el 51,4% de la población en edad de trabajar, solo generan el 41,5% del PIB español.

La conciliación, la gran asignatura pendiente

La plataforma Closing Gap ha presentado por primera vez este año su estudio sobre los efectos de las brechas de género en la economía española. Lo ha hecho también con una mirada retrospectiva sobre cómo ha evolucionado este impacto de la desigualdad en la economía española. El análisis de la última década demuestra que desde la crisis financiera la situación ha mejorado. En el 2008 España dejaba de generar el equivalente del 23,6% de su PIB por la falta de paridad; frente al 18,5% actual. Es decir, se ha avanzado, pero queda mucho más por cerrar que lo ya cerrado.

Noticias relacionadas

La crisis financiera focalizó su destrucción de ocupación principalmente entre los hombres, con sectores como la construcción (eminentemente masculinizado) como los grandes damnificados. Lo que se tradujo en una aceleración por emergencia de la incorporación de las mujeres al mundo laboral. No obstante, esta todavía tiene campo por recorrer y, de cerrarse al alza la brecha de participación en el mercado laboral, España podría ganar 3,2 millones de trabajadoras activas.

El estudio de Closing Gap evidencia que la brecha más grande que separa hoy en día a hombres y mujeres sigue siendo la desigualdad en la distribución de las responsabilidades familiares. Si el 100 es la situación de máxima paridad y el 0 la de mínima, Closing Gap le da un 44 a como están repartidas las tareas de cuidados en España. En otras materias, como la salud, el índice es de 84,5 puntos. El análisis de Closing Gap, no obstante, deja una proyección que invita a un cierto optimismo, pues si bien la brecha de género en conciliación es la más grande, también es la que se está cerrando más rápido. Hasta el punto que los autores del informe ven factible que está pueda desaparecer en el 2040.