El negocio publicitario

Google renuncia a las cookies para mostrar anuncios

El gigante de la publicidad online propone un nuevo modelo que asigna navegadores a modelos prefijados

La multinacional Google.

La multinacional Google. / EP

2
Se lee en minutos
Carmen Jané
Carmen Jané

Redactora

Especialista en Periodista especializada en tecnología, contenidos digitales y elearning. Escribo desde Última Hora.

ver +

Google ya no usará 'cookies' para trazar los gustos de los usuarios de las páginas web y elaborar perfiles con sus intereses. La mayor compañía de publicidad de la web y dueña del navegador mayoritario, Chrome, lo acaba de anunciar en un post en su blog corporativo en el que propone "un nuevo modelo" llamado "post-cookies".

La campaña contra las 'cookies' -unas piezas de código que permiten identificar un mismo navegador ante diferentes webs y sus acciones o preferencias en ellas- comenzó hace unos años cuando la Unión Europea obligó a las compañías de internet a informar y pedir permiso a los usuarios sobre las cookies que estaban utilizando. La mayoría de los internautas europeos descubrieron entonces horrorizados cuántos rastros dejaban con su navegación y cuántos datos se extraían de ella, y comenzaron a dejar de aceptar todo indiscriminadamente.

El cambio en la percepción hizo que algunos navegadores, como Safari o Firefox, ya hace tiempo que bloquean las cookies de terceros (aquellas que los anunciantes incrustan en las webs donde se presentan) y otros servicios, como Criteo y The Trade Desk utilizan tecnologías de patrones para identificar tipos de usuarios. Google exige desde hace meses que los internautas se identifiquen en todos sus servicios, incluidos su navegador Chrome o la pltaforma de vídeos Youtube, para acceder a sus servicios.

Grupos de interés

Google propone ahora una herramienta llamada Privacy Sandbox (un sandbox es un entorno aislado) capaz de adscribir al usuario de un navegador a grupos de interés. Es decir, se supone que deja de identificar a cada navegador y lo que hace para ir apuntando por dónde pasa y clasficarlo según modelos elaborados con inteligencia artificial a patrones prefijados. Según Google, no identificas individuos sino "grupos de gente con intereses comunes". Y según Google, "los datos demuestran que el sistema es tan eficaz como el sistema de cookies". Para el gigante de las búsquedas (asociadas y financiadas por los anuncios) este nuevo sistema de aprendizaje de máquina, llamado Federated Learning Cohorts (FLoC, en inglés) permite proteger a los internautas contra las huellas digitales enmascarando su identidad online y mejorando así la protección contra el fraude porque los expone menos ante terceros.

Noticias relacionadas

Los FLoC se basan en que nunca ceden los datos aunque sí permiten a las máquinas extraer conclusiones en el punto de origen. Así, Google puede ir entrenando modelos que les permiten generar patrones usables para proveer anuncios. Y según explican, han logrado que el sistema sea aún más efectivo para los anunciantes en el sistema de subasta de anuncios que aplica Google, que el de las cookies, que exigían un procesamiento de cada dato.

El nuevo modelo, que afirman que están consensuando en el W3, que es el grupo de trabajo encargado de fijar y preservar los estándares técnicos de la World Wide Web, está todavía en pruebas.