AUTOMOCIÓN

Volvo anuncia que solo comercializará eléctricos para 2030

  • Volvo sigue la estela de marcas como Ford y Jaguar y anuncia que, para 2030, su oferta se basará únicamente en coches 100% eléctricos

  • La firma sueca, que solo venderá sus eléctricos por Internet, se ha marcado el objetivo de que los coches 100% eléctricos supongan el 50% de sus ventas para 2025

Volvo S90/V90

Volvo S90/V90

Se lee en minutos

Àlex Soler

Finalmente, Volvo ha decidido dar el paso y comprometerse a convertirse en una marca que únicamente comercializará vehículos eléctricos para el año 2030. La firma sueca, que ha apostado con fuerza por la electrificación durante los últimos años, se une así a la lista de compañías que ya han fijado una fecha para su conversión a la electrificación total. A mediados de febrero, Ford apuntó al mismo año para cumplir el mismo objetivo, mientras que Jaguar marcó 2025 como el ejercicio del cambio a la movilidad eléctrica.

Según ha confirmado la compañía del Grupo Geely, "para entonces solo venderá vehículos eléctricos y eliminará de su portfolio global cualquier vehículo con motor de combustión, incluidos los híbridos". Volvo sustenta esta decisión "en la expectativa de que la legislación, y la rápida expansión de la infraestructura de carga, acelerará la adaptación del cliente a los vehículos 100% eléctricos".

Para alcanzar este objetivo, la firma sueca, que lanzó su primer eléctrico, el XC40 Recharge, el año pasado, quiere que el 50% de sus ventas globales en 2025 correspondan a modelos eléctricos, siendo la mitad restante híbridos. En 2030, todas los vehículos que venda "deberán ser totalmente eléctricos".

Solo se venderán por Internet

Te puede interesar

Con esta decisión, Volvo apuesta decididamente también por la venta online de vehículos. De hecho, según su comunicado, todos los vehículos eléctricos estarán disponibles solo en sus plataformas online. "Volvo se centrará en ofrecer una oferta más completa, atractiva y transparente", reza el documento.

Según expone la compañía, este nuevo objetivo supone "acelerar" la estrategia de electrificación de la compañía, pero admite que "la fuerte demanda de vehículos electrificados" y "la firme convicción de que el mercado de coches de combustión se contrae" han motivado la decisión. "Para seguir teniendo éxito, necesitamos un crecimiento rentable así que, en vez de invertir en un negocio en descenso, decidimos invertir en el futuro, eléctrico y online", dice Hakan Samuelsson, consejero delegado de la marca. "Estamos centrados en convertirnos en el líder del segmento premium eléctrico", añade.