Medidas anti crisis

Unidas Podemos plantea un fondo de 8.000 millones de euros para ayudas directas a pymes

  • La formación liderada por Pablo Iglesias presiona para activar un paquete de transferencias a las compañías más afectadas por las restricciones

  • La propuesta de los morados contempla una ayuda mensual a las empresas de menos de 50 trabajadores que hayan visto caer su facturación el 30% para cubrir el 75% de sus costes fijos 

Pablo Iglesias interviene en un acto en el Casino de L’Aliança del Poblenou. Tras él, Jéssica Albiach (En Comú Podem).

Pablo Iglesias interviene en un acto en el Casino de L’Aliança del Poblenou. Tras él, Jéssica Albiach (En Comú Podem). / ACN / Pere Francesch

5
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Unidas Podemos ha planteado este viernes la creación de un fondo extraordinario dotado con 8.000 millones de euros para costear ayudas directas para las pequeñas empresas más afectadas por la crisis del coronavirus. La formación dirigida por Pablo Iglesias ha hecho público un documento con una batería de propuestas de carácter mixto, a desplegar y costear entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, y que ha hecho llegar por carta a los Ministerios de Industria, Comercio y Turismo y al de Economía. La agrupación morada se alinea con las patronales españolas, que pedían inyecciones de recursos para hacer frente a los problemas de liquidez crecientes entre el tejido empresarial, y pone presión sobre su socio de Gobierno, el PSOE, a tres días de las elecciones catalanas.

Desde antes del mes de diciembre que en Unidas Podemos tienen propuestas sobre la mesa para aumentar las transferencias directas a las empresas, tal como desveló la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en su reciente entrevista en EL PERIÓDICO. "Hemos de transitar hacia la etapa post erte", afirmó; reprochando a la ala económica del Ejecutivo no querer asumir este nuevo despliegue de recursos. Es decir, ir más allá del crédito a bajo precio o el aplazamiento de tributos y pasar a las subvenciones. Y este viernes su formación electoral, Unidas Podemos, ha dado un paso más allá y ha hecho público un documento con varias propuestas en esta línea.

Las comunidades autónomas ya han ido desplegando sus propios paquetes de ayudas directas y subvenciones a las empresas durante estos meses. En Catalunya, el Govern de la Generalitat aprobó a principios de esta semana las bases de varios de estos recursos, como una inyección de 208 millones de euros para dar una subvención directa a las pymes en erte. Esta, por ejemplo, contempla un pago único de 2.000 euros por trabajador, con tope de 30.000 euros por compañía.

Meses más antes, cuando en octubre el Govern decretó el cierre de la hostelería durante más de 40 días, la administración catalana activó ayudas de hasta 1.500 euros para pagar suministros u otros costes fijos; más o menos en la línea de lo que plantea Unidas Podemos. Con la sustancial diferencia de que el planteamiento de los de Iglesias es periódico y no puntual.

Objetivo pymes

El paquete de medidas está enfocado a las pymes. Según este, los morados plantean conceder una ayuda mensual a las empresas de menos de 50 trabajadores, con carácter reotractivo a 1 de enero y hasta finalizar el presente año. Estas deben acreditar una caída de facturación del 30% respecto al mismo periodo del año anterior y el importe de la misma ascenderá al equivalente para cubrir el 75% de sus costes fijos. Descontando de dicho cálculo aquellos costes fijos que ya hayan sido sufragados por otras ayudas. En el caso de microempresas, es decir, con menos de 10 trabajadores en plantilla, el importe de costes fijos lo eleva al 90%.

La idea de los de Pablo Iglesias es que esos 8.000 millones de euros vengan financiados al 50-50 entre el Estado y las comunidades autónomas. Unidas Podemos también aboga en su documento por una moratoria de los créditos y demás obligaciones financieras para las pymes de 12 meses, sin intereses de demora.

Cese de actividad para autónomos

El segundo punto del breve manifiesto publicado este viernes por Unidas Podemos contempla consolidar una prestación por cese de actividad extraordinaria para el colectivo de trabajadores autónomos. Actualmente y hasta el 31 de mayo, los afiliados al RETA que vean suspendida su actividad por una decisión administrativa (por ejemplo, si se decreta el cierre de un bar) pueden solicitar una prestación extraordinaria que ascienda al 50% de la base reguladora. O al 70% si el beneficiario es tiene reconocido el status de familia numerosa.

Y para los que puedan acreditar una caída de la facturación superior al 50%, la Seguridad Social habilita el acceso a la prestación ordinaria por cese de actividad, que es del 70% de importe de la base reguladora pero consume cotizaciones. Unidas Podemos reivindica garantizar el 70% de la base reguladora en todas las modalidades durante todo este 2021.

Régimen sancionador

Otra medida que Unidas Podemos saca del cajón es la aprobación de un régimen sancionador para penar la morosidad empresarial, que afecta principalmente a las pymes. Un elemento pendiente desde hace varias legislaturas y por el que abogan patronales como la catalana Pimec. Según datos de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, las empresas del Ibex 35 triplicaron el año pasado el plazo legal en los pagos a sus proveedores, al situarse en una media de 183 días, frente a los 60 que establece la ley. Lo que equivale, según esos mismos datos, a 56.488 millones de euros en facturas por pagar.

Clamor empresarial

Noticias relacionadas

Unidas Podemos se suma a la presión que sostiene un amplio espectro empresarial desde hace meses para desplegar más ayudas directas. La organización de autónomos ATA, vinculada a la CEOE, aprobó esta semana en su junta directiva exigir al Ejecutivo "de manera" inmediata transferencias. Desde Catalunya, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, lleva desde el otoño del 2020 reivindicando una inyección de 50.000 millones de euros para las grandes y pequeñas compañías. Y Pimec en enero pidió un plan de choque de 4.500 millones mensuales para las pymes de los sectores más afectados por los cierres.

España ha perdido 35.000 empresas en el último año

El tejido empresarial español ha perdido 35.381 compañías entre enero del 2020 y enero del 2021. La gran mayoría de las mismas son pymes, según los últimos datos actualizados por el Ministerio de Trabajo. En España había en enero 1,28 millones de sociedades mercantiles inscritas en la Seguridad Social.

La mayor destrucción de empresas en el último año se ha concentrado en las firmas de entre 10 y 49 trabajadores o en las de 50 a 249 empleados, con una caída interanual del 4,6% y el 5%, respectivamente. La variación media fuel -2,7%. Grandes empresas, de más de 500 empleados, apenas se han perdido 7 (de 2.205 en todo el país), una reducción del 0,3%.

Temas

Empresas Pymes