Balance anual

El Sabadell hace limpieza para afrontar una nueva etapa en solitario

Josep Oliu "Yo no dejo el banco: seguiré y haré balance el día que me vaya"

  • El beneficio cae el 99% en el 2020 tras realizar provisiones de 2.275 millones

  • El banco ficha al director financiero de Bankia para sustituir a Tomás Varela

Banco Sabadell gana un 99,7 % menos en el 2020 por el covid y el ajuste de personal. En la foto, el presidente del Sabadell, Josep Oliu, durante la presentación de los resultados del banco, el 1 de febrero. / SABADELL / VÍDEO: EFE

5
Se lee en minutos
Max Jiménez Botías
Max Jiménez Botías

Periodista

ver +

El Banc Sabadell ha hecho limpieza en el 2020, tras la fallida fusión con el BBVA, para afrontar una nueva etapa en solitario ("No contemplamos ninguna nueva operación corporativa", ha precisado su presidente, Josep Oliu, durante la presentación de los resultados del años) marcada por una reformulación de su actividad hacia la inevitables digitalización del sector, con todas las consecuencias que ese proceso implica para la estructura del banco. Una nueva etapa que quedará definida en el plan estratégico para los próximos que prepara el equipo que en próximas fechas dirigirá el nuevo consejero delegado, César González-Bueno, acompañado por un nuevo director financiero, Leopoldo Alvear, hasta ahora, responsable de los números de Bankia, que se incorpora a propuesta de González-Bueno para sustituir a Tomás Varela, que abandonará el Sabadell.

Y en la nueva estrategia, Josep Oliu, se ve perfectamente integrado: "Yo no dejo el banco: seguiré y haré balance el día que me vaya. La historia futura forma parte de ese balance", ha contestado a los periodistas que le han pedido un resumen de su trayectoria. Oliu ha eludido hablar del pasado, y ha precisado que el consejo de administración aún tiene que definir cuáles serán las funciones que representará en la nueva etapa, tras abandonar las funciones ejecutivas del banco, pero atento a la evolución del nuevo plan estratégico del banco de origen vallesano.

Caída de los beneficios

Para concentrarse en la nueva etapa, el banco ha cerrado el ejercicio 2020 con un beneficio neto atribuido de 2 millones de euros (222 millones de euros excluyendo TSB), lo que supone una caída del 99,7% con respecto al ejercicio anterior, después de provisionar 2.275 millones de euros (1.337 millones más que en el 2019) que recogen coberturas por la crisis derivada por el covid-19,pero también la ejecución de planes de reestructuración en España y Reino Unido, y la ventas de activos problemáticos. La mayor parte de los gastos de explotación extraordinarios y las provisiones del ejercicio se concentraron en el último trimestre del año del 2020, razón por la cual los resultados de ese periodo han sido negativos (201 millones de euros).

Pese a ello, el consejero delegado, Jaume Guardiola --en su última presentación de resultados-- ha destacado : “Cerramos un año con un excelente desempeño comercial y el aumento de todos márgenes de negocio. Con el esfuerzo en saneamiento y la ejecución del plan de eficiencia en España y Reino Unido, sentamos las bases de nuestro próximo plan estratégico que será presentado el próximo mes de mayo”. Los inversores han recibido la limpieza de activos realizadas por el banco con compras de títulos. La acción ha subido más del 3,5% en los primeros compases de cotización, aunque posteriormente se ha matizado las alzas.

Plan de ajuste

La entidad puso en marcha un plan de reestructuración y transformación digital en España. En el cuarto trimestre llevó a cabo las salidas voluntarias de 1.817 empleados. Este plan tendrá un impacto de 141 millones de euros anuales en ahorro de costes. La financiación del plan se ha llevado a cabo con plusvalías de 314 millones de euros por las ventas de parte de la cartera ALCO --de renta fija-. La entidad destaca que las plusvalías latentes adicionales no utilizadas ascienden a 1.200 millones de euros. No se descarta que el nuevo plan estratégico profundice en nuevos ajustes de plantilla y oficinas.

Paralelamente el TSB ha realizado una reducción de su plantilla en 685 empleados y el cierre de 93 oficinas, para mejorar su eficiencia y adaptarse a la nueva realidad. Actualmente el 90% de las transacciones del banco se realizan a través de canales digitales, y el 70% de las ventas se producen por estos mismos canales. Con todo, la entidad británica ha seguido generando pérdidas: 220 millones de euros en el 2020. Su venta es uno de los hitos de la nueva estrategia. Si bien Oliu ha subrayado que no se espera que se produzca de forma inmediata y que el objetivo más inmediato es conseguir que en el 2021 dé resultados positivos, con una rentabilidad del 6% sobre activos.

Mejora el negocio bancario

Los ingresos del negocio bancario (margen de intereses más comisiones netas) han alcanzado los 4.749 millones, un 6,2% menos en términos interanuales. El margen de intereses en el trimestre ha sido de 854 millones de euros y registra un incremento del 1,5% apoyado en mayores volúmenes en TSB y mayor actividad en España.

Las comisiones netas en el trimestre han aumentado un 7,0% apoyadas en el crecimiento de las comisiones de servicio y de gestión de activos, pero en el conjunto del años han ascendido a 1.350 millones de euros, un 6,1% inferior al año anterior por la reducción de la actividad derivada del confinamiento por la pandemia.

El total de costes asciende a 3.461 millones de euros a cierre de diciembre de 2020, un 7,7% más respecto al mismo período del año anterior por los costes de reestructuración en España y TSB. Los costes recurrentes se reducen un 2,4% interanual.

La ratio de capital de primera calidad a cierre del año permaneció estable y se ha situado en el 12,6%. La ratio CET1 'fully-loaded', en el 12,0%. La entidad ha materializó en el cuarto trimestre del 2020 la venta de las carteras 'Explorer', 'Aurora' y 'Higgs', valoradas en 1.200 millones de euros, y ha completado la liquidación de activos procedentes del esquema de protección de activos ( EPA) de la absorbida CAM. Tras dichas ventas, la ratio de morosidad del grupo se ha situado en el 3,6%, y la ratio de activos problemáticos netos sobre el total de activos se ha reducido hasta el 1,4%.

Noticias relacionadas

El Sabadell ficha al director financiero de Bankia

El consejo de administración de Banc Sabadell ha nombrado a Leopoldo Alvear, hasta ahora máximo responsable de finanzas de Bankia, nuevo director general financiero del grupo en sustitución de Tomás Varela, al frente de esta área los últimos veinte años.

Leopoldo Alvear (Madrid, 1971) llega al Sabadell procedente de Bankia, a petición del nuevo consejero delegado, César González-Bueno. En Bankia ha ocupado el cargo de director financiero durante los últimos nueve años.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, el directivo había sido antes responsable de la Dirección Financiera y de Rating de Bankia (2010-2012) y entre el 2005 y el 2010 fue jefe de 'Equity Capital Markets' en Caja Madrid, donde al cargo de las operaciones de fusiones y adquisiciones, salidas a bolsa u operaciones de levantamiento de capital para fondos de inversión, entre otros.

Anteriormente había trabajado en la consultora PwC (1997-2005), liderando fusiones y adquisiciones, valoración de negocios y consultoría estratégica.

El directivo dejará Bankia en plena fusión con CaixaBank, aunque fuentes consultadas por Efe aseguran que este proceso no ha sido el desencadenante de su salida, sino que ha recibido una oferta del Sabadell que ha querido aprovechar.