anuncio de maroto

España destinará 10.000 millones de fondos europeos al sector de la automoción

La ministra de Industria, Reyes Maroto, anuncia las ayudas tras la segunda reunión de la Mesa de Automoción celebrada en Zaragoza

La idea del Gobierno es destinar 6.000 millones al proyecto de movilidad sostenible en entornos urbanos y 1.500 más al hidrógeno renovable

Seat amplía el Centro de Prototipos de Desarrollo de Martorell

Seat amplía el Centro de Prototipos de Desarrollo de Martorell / SEAT

Se lee en minutos

Xavier Pérez

La industria de la automoción recibirá 10.000 millones de euros de los fondos europeos previstos en el plan ‘Next Generation UE’, un 14% del total de las ayudas que llegarán a España de sus socios de la Unión Europea. Así lo ha confirmado hoy, tras la segunda reunión de la Mesa de la Automoción celebrada en Zaragoza, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

La crisis provocada por el coronavirus, la electrificación y la necesidad de transformar el sector hacen que el Gobierno tenga la necesidad de enfocar hacia el automóvil (uno de los tractores de la economía española) una parte de las ayudas europeas.

Los participantes en la Mesa de Automoción, las asociaciones de fabricantes de automóviles (Anfac) y de componentes (Sernauto), y las de distribución y comercialización de vehículos (Faconauto y Ganvam), valoraron positivamente el anuncio, aunque recalcaron la necesidad de definir «un modelo constructivo, proactivo y consensuado con el sector, en el que se alcanzarán los objetivos de descarbonización y digitalización del parque planteados con Europa pero manteniendo la industria, el empleo de calidad y el tamaño del mercado, con una transición inclusiva que permita la transformación del tejido actual con los menores impactos negativos posibles».

Modelos de negocio

Reyes Maroto reconoció que el principal eje para destinar esos fondos es el desarrollo «de un plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos metropolitanos que contará con un presupuesto de más de 6.000 millones de euros».

Esta partida, genérica en sí, se destinará al «establecimiento de zonas de bajas emisiones, el despliegue masivo de infraestructuras de recarga, que son clave para el impulso definitivo del vehículo eléctrico, y el efecto tractor que supone en la industria de los bienes de equipo. También apostaremos por el desarrollo también de nuevos modelos de negocio y la modernización del parque público con vehículos limpios».

La hoja de ruta del hidrógeno renovable es otro de los aspectos que el Gobierno intentará priorizar. En ese sentido movilizará más de 1.500 millones, «y se lanzará una línea de apoyo a proyectos estratégicos para la transición industrial dotada con más de 1.200 millones», apuntó Reyes Maroto.

La ministra también se refirió al trabajo que se está haciendo para que España tenga fábricas de baterías, «y con ello el país cuente con toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica. Estamos ultimando los detalles de un proyecto tractor».

Maroto reconoció que desde el Gobierno se está intentando evaluar si se puede desarrollar ese proyecto «por parte empresas españolas o sumando inversión internacional, y Asia es un socio estratégico».

Normativa de emisiones

Te puede interesar

La ministra de Industria también ha apuntado tras la reunión de la Mesa de Automoción que el Ejecutivo está analizando medidas que permitan compensar el impacto de la entrada en enero de la nueva normativa de emisiones de CO2 para la automoción, denominado por sus siglas en inglés WLTP, que no se puede retrasar. El cambio normativo, además, supondrá un límite de 95 gramos de CO2 por kilómetro.

Según Reyes Maroto «la entrada en vigor del sistema WLTP no depende del Gobierno de España, que en un ejercicio de responsabilidad aprobó hace dos años una moratoria para una transición ordenada».