30 nov 2020

Ir a contenido

cambio estructural EN LA ECONOMÍA

La amenaza de falta de suministros impulsa la logística y la demanda de almacenes

El transporte por carretera casi recuperó la normalidad en julio en España

El auge del comercio electrónico hace de tener asegurado el estoc una ventaja competitiva

Eduardo López Alonso

La planta logística que acaba de estrenar el grupo Caprabo en la Zona Franca. 

La planta logística que acaba de estrenar el grupo Caprabo en la Zona Franca. 

La pandemia del coronavirus ha cambiado la economía para siempre. El sector logístico, que agrupa a almacenes y redes de transporte, es uno de los que ha detectado ya que el confinamiento y el parón de la actividad causó cambios que han pasado a ser estructurales. El auge del comercio electrónico, que los expertos calculan que fue del 100% en algunos sectores, se ha consolidado en gran medida. El transporte parece haber alcanzado en julio ya los niveles del pasado año y las empresas confiesan que el miedo a otro cierre industrial y comercial ha incrementado la demanda de almacenes. La tendencia a fabricar más cerca del cliente o disponer de plataformas logísticas y medios de transporte eficientes se ha convertido en una cuestión estratégica. 

Francisco Aranda, presidente de la patronal logística UNO, reconoce que el impacto de la crisis en el sector es "brutal". "Es brutal porque lo que ha sucedido es que la logística entre empresas se ha reducido prácticamente a la mitad. Sin embargo, lo que ha crecido de manera espectacular es el comercio electrónico, la venta 'on line'. En tres meses hemos avanzado en venta 'on line' el equivalente a cinco años", explica. De ese cambio de hábitos, la logística ha evidenciado su papel protagonista. "Hemos pasado de ser una 'commodity', el transporte puro y duro, a ser una ventaja competitiva y un valor añadido. Ser parte de la experiencia de compra de los clientes". Según las previsiones del sector, en el 2023 el 25% de todo el comercio va a ser 'on line' en España, explica Aranda. "El año que viene, España será el país del mundo donde más crecerá el comercio electrónico, por detrás de la India. Es una oportunidad para que la logística se convierta en una herramienta para atraer inversiones industriales", dice el presidente de UNO. 

Luis Gómez, director general de transporte en Europa de la multinacional XPO, que factura 6.414 millones de euros al año en el Viejo Continente, asegura que la actividad se recuperó ya en julio hasta los niveles del año pasado. "El balance del año es negativo. La caída de actividad fue del 40% durante el mes de abril, pero se registró una recuperación significativa y rápida, en forma de ‘V’ que pasó a ser del 20% al mes siguiente y al 15% en junio", explica Gómez. "En el mes de julio, hemos logrado ya niveles de facturación similares a los del año anterior", asegura.  

El mensaje de este gigante del transporte por carretera, con una facturación el año pasado en España de 759 millones de euros, es optimista pese al pesimismo general vinculado a la indudable crisis. Gómez considera que las cifras empresariales ya se están recuperando: "El factor tecnológico es clave para la recuperación. En el momento en el que la pandemia se controle, la economía se recuperará y somos optimistas sobre la evolución en el 2021", dice.

Cristian Oller, máximo responsable de la inmologística Prologis en España, asegura que durante esta pandemia se ha producido una "transformación brutal" de la cadena de suministro. Las plataformas logísticas de Prologis gestionan productos que equivalen al 2,5% del PIB mundial cada año y sus indicadores muestran tendencias fiables. Según los datos de esta multinacional, las empresas dedicadas a comercio electrónico necesitan triplicar el espacio dedicado a almacenar producto.

"El consumo ha seguido funcionando y determinados sectores han crecido de manera espectacular durante la pandemia. Pharma, alimentación o equipamiento deportivo han crecido de manera brutal. Automóvil o industria han sufrido un parón, pero nuestros almacenes han seguido llenos. De marzo a julio hemos visto un crecimiento acelerado de la actividad en nuestras instalaciones, reflejado en el índice de ocupación", explica Oller. La demanda de espacio en almacenes es constatable en el sector.   

Oller opina que el auge del comercio electrónico obliga a que las cadenas de suministro deban replantearse. "Es lo que se va a ver en el corto y medio plazo. Las empresas que ya tenían presencia, van a reforzar el canal 'on line' y las que no, van a tener que invertir de manera rápida para no quedarse fuera de la partida", explica Oller. "Las empresas van a tener que ampliar el espacio de grandes almacenes para incrementar los estocs. En la economía pospandemia no prima tanto la eficiencia como la resiliencia. Se ha de evitar la posibilidad de que las empresas se queden sin producto que vender por falta de espacio o de suministro. Una nueva situación de pandemia podría volver a amenazar ese suministro y hay que almacenar más para ser más resilientes aunque sea a costa de una menor eficiencia", explica Oller. Otra tendencia clara se asienta en esa nueva logística, la necesidad de instalar almacenes en zonas urbanas, próximas a los consumidores de ese creciente comercio electrónico.

Pero la demanda de almacenes no solo se debe al auge del comercio electrónico. Eduardo del Amo, director general de Daewoo-Winia en España, también confirma esa confianza en la logística como clave de cualquier empresa en la era pospandemia. Para el responsable de la multinacional coreana, "la crisis del covid abre oportunidades de desarrollo a firmas como Winia, ya que los consumidores van a decantarse por productos de una relación calidad precio mejor y las primeras marcas lo van a tener más difícil". Además, los productos de primer precio, marcas de la distribución producidas en China, también van a tener, según su punto de vista, más problemas de suministro y servicio. "Nuestra apuesta es disponer de un almacén de gran capacidad, tener volumen de estoc y poder asegurar el suministro de producto a nuestros distribuidores". Para Daewoo Winia, la venta 'on line' no es prioritaria en el sector de electrodomésticos, ya que el comercio de proximidad es un aliado en sus posibilidades de venta. La prioridad es el producto, el almacén y el servicio posventa. 

Otras firmas como Caprabo ya han tomado posiciones. Como muestra, acaba de poner en funcionamiento una plataforma logística en la Zona Franca de Barcelona, en la que ha invertido 20 millones de euros. Es esa precisamente una de las zonas premium para el futuro logístico en Barcelona, encajonada entre el mar, la montaña y dos ríos. Todos los expertos del sector logístico coinciden en que la carestía de suelo para almacenes impulsará movimientos en el sector, con Zona Franca, Besos y Badalona como objeto de atención prioritario.  

Sobre si los cambios registrados en el consumo durante el confinamiento han sido coyunturales o estructurales, predomina la opinión de que en buena medida los nuevos hábitos han llegado para quedarse. Aranda destaca que los nuevos compradores, especialmente los mayores de 55 años, han llegado para quedarse en la venta 'on line'. Del 50% de crecimiento de las ventas 'on line' durante el confinamiento, el nivel de crecimiento actual consolidado por el momento es del 30%. Comercio electrónico y logística se casan con visos de continuidad.