05 ago 2020

Ir a contenido

energía

Enagás aumenta su beneficio en un 9,4%

El grupo atribuye los resultados al control de los gastos operativos, entre otras medidas

Antonio Llardén, presidente de Enagás.

Antonio Llardén, presidente de Enagás. / DANNY CAMINAL

Enagás obtuvo un beneficio neto de 236,3 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un incremento del 9,4% con respecto al mismo periodo del año anterior, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo presidido por Antoni Llardén destacó que esta "buena" evolución en sus resultados se debió, principalmente, al control de gastos operativos y distinta calendarización de los otros gastos de explotación registrados en el primer semestre del 2019.

Además, influyó también un mejor resultado financiero debido al efecto positivo no recurrente anunciado en el primer trimestre de 18,4 millones de euros originado por las diferencias de cambio positivas generadas por la compra de dólares realizada para elevar su participación en la estadounidense Tallgrass Energy hasta el 30,2% (cerrado el pasado 17 de abril), así como la actualización financiera de la cuenta por cobrar relacionada con Gasoducto del Sur Peruano (12,3 millones de euros).

El resultado bruto de explotación (Ebitda) a 30 de junio alcanzó los 479,8 millones de euros, un 1,5% inferior al obtenido en el primer semestre de 2019. Enagás indicó que su beneficio previsto para el 2020 "no debería verse comprometido" por la crisis sanitaria del Covid-19, ya que del análisis de sus principales inversiones (test de deterioro) que ha realizado en este trimestre, "no se han evidenciado impactos" por la situación a registrar en los estados financieros del primer semestre de 2020. No obstante, el grupo subrayó que sigue monitorizando de forma continua la evaluación de esta situación.

Así, la compañía señaló que los resultados obtenidos en el primer semestre del año están en línea para alcanzar el objetivo anual en términos de beneficio neto de unos 440 millones de euros. Asimismo, ratifica el compromiso adquirido con sus accionistas de incrementar el dividendo un 5% anual en el 2020, un 1% anual como mínimo para el 2021, 2022 y 2023, y un dividendo sostenible a largo plazo en el período 2024-2026.

Las inversiones netas acumuladas en el primer semestre del año ascendieron a 806,7 millones de euros, destacando la correspondiente a la operación de Tallgrass Energy. La deuda neta del gestor de la red gasista al finalizar a cierre de junio ascendía a 4.090 millones de euros, con un coste financiero medio bruto del 2,0%. Enagás cuenta con una sólida estructura financiera, con más de un 80% de su deuda a tipo fijo y sin vencimientos significativos hasta el año 2022.