27 sep 2020

Ir a contenido

plan gradual en junio

El Gobierno se lía con la fecha de reapertura de fronteras

Maroto anuncia la apertura con Francia y Portugal el 22 de junio y luego da marcha atrás

Moncloa dice que es una fecha "tentativa" después de que Portugal pidiese aclaraciones

Sara Ledo / Juan Ruiz

La ministra Maroto ha comentado la apertura de las fronteras terrestres.

Confusión en el Gobierno ante la reapertura de fronteras europeas. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció ayer por la mañana que a partir del 22 de junio se iban a levantar los controles fronterizos con Francia y Portugal, pero horas después Moncloa forzó el envío de una «nota aclaratoria» en la que el ministerio rectificó, señalando que las restricciones a la movilidad exterior «podrá prorrogarse» más allá del estado de alarma. Fuentes de Moncloa aclararon que el 22 de junio es una fecha «tentativa», pero no definitiva, después de que el ministro de Exteriores portugués advirtiese de que la decisión también compete a su Gobierno y pidiese aclaraciones.

El enredo en el que se ha visto envuelto el Ejecutivo ha levantado tensiones políticas a su alrededor. El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, exigió al Gobierno una explicación urgente durante un seminario online ayer por la tarde. García Ejea aseguró que el Gobierno «se ha propuesto hundir el turismo» y reclamó «certezas» e «información» para el sector. 

El presidente Pedro Sánchez anunció hace unas semanas el 1 de julio como el día en que se dará la bienvenida al turismo extranjero, pero tanto la ministra de Industria, Comercio y Turismo, como el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, señalaron esta semana que España podría empezar a recibir turistas «antes» de esa fecha.

En concreto, Maroto explicó en el Congreso este miércoles que las islas Canarias y Baleares serían los primeros en recibir viajeros a través de proyectos piloto con rutas turísticas seguras antes del primer día de julio. Ayer, en un encuentro con periodistas extranjeros, Reyes Maroto confirmó este extremo y aseguró que la última quincena de junio el turoperador TUI llevará a Baleares 6.000 turistas alemanes para realizar una experiencia piloto en la isla con un protocolo establecido, según Reuters.

En ese encuentro, la ministra de Industria también anunció que el 22 de junio, coincidiendo con la caída del estado de alarma, se reabrirían las fronteras terrestres con Portugal y Francia, una medida que han reclamado dirigentes autonómicos como los presidentes de Galicia  y Extremadura por la conexión entre ambos territorios. «En el caso de Francia y Portugal quería confirmaros que a partir del 22 de junio se van a quitar las restricciones, lo que nos permitirá recuperar un volumen de turistas vía terrestre que ahora tienen restricciones a la movilidad (...) como ha sido un acuerdo bilateral, lo que haremos son acuerdos de reciprocidad con estos dos países para eliminar las cuarentenas», anunció Maroto.  

Unas horas más tarde, el ministro portugués de Exteriores, Augusto Santos Silva, reconocía su «sorpresa» por este anuncio y pedía aclaraciones al Gobierno de España. «Es Portugal quien decide sobre la apertura de la frontera portuguesa», aseguró Santos Silva a la agencia Lusa. 

Fue entonces cuando Moncloa envió una «nota aclaratoria» del ministerio de Industria, Comercio y Turismo en la que se establecía como fecha oficial de reapertura al turismo el 1 de julio y se explicaba que las restricciones a la movilidad exterior «podrán prorrogarse más allá del estado de alarma», que finaliza el 22 de junio, según establece la orden de restricción de la movilidad. Fuentes de Moncloa reconocen que el Gobierno trabaja con la fecha «tentativa» de reapertura de fronteras del 22 de junio, pero está «pendiente aún de otras decisiones», como el beneplácito de Sanidad.

La reapertura turística no depende solo de Turismo, presionado por el sector, sino también de Exteriores y Sanidad. «Las fechas no están decididas, no están cerradas», confirmó ayer por la tarde el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, tras advertir que «tampoco podemos estar encerrados de por vida». «Lo que hay que hacer es evitar riesgos mayores de aquellos países donde el riesgo sea demasiado alto y la detección precoz de casos de turistas», añadió.

Alemania aún recomienda no viajar

Entretanto, países como Alemania han anunciado que abrirán sus fronteras el 15 de junio a 29 países, entre ellos todos los de la UE menos España, aunque según la jefa de la diplomacia española, Arancha González-Laya, es una medida "acordada" y cuando España abra sus fronteras, Alemania hará lo propio. Alemania es el segundo emisor de turistas hacia España, con 11 millones de viajeros en 2019, solo por detrás de los 18 millones que procedieron del Reino Unido y en un nivel similar al de Francia.

  

Austria, que también suaviza las condiciones a sus países vecinos menos a Italia, mantiene la exigencia de 14 días de cuarentena o un test negativo para los que llegan de España. "Vamos en la dirección correcta y nuestro objetivo es restablecer la total libertad de viaje. Cuándo eso será posible con España, no lo puedo decir en este momento", ha afirmado el ministro austríaco de Exteriores, Alexander Schallenberg.

La consigna de Bruselas: Coordinación y más coordinación

Desde que la pandemia del coronavirus sorprendiera a los gobiernos europeos y obligara a restringir el tránsito a través de las fronteras internas de la Unión Europea, para evitar una propagación descontrolada del covid19, la Comisión Europea no se ha cansado de dirigir una y otra vez la misma consigna a los gobiernos europeos: máxima coordinación para evitar que el levantamiento gradual de las restricciones genere tensiones innecesarias, especialmente entre los países vecinos, y garantías de que cuando se levanten se aplicará a todas las regiones o países con una situación epidemiológica parecida y de forma no discriminatoria en función de la nacionalidad. 

“Al igual que las decisiones sobre el restablecimiento de los controles temporales en las fronteras interiores, las decisiones sobre el levantamiento de los controles deberán adoptarse en consulta con los demás Estados miembros” y “en particular con los directamente interesados”, recoge la hoja de ruta presentada por el Ejecutivo comunitario a mediados de mayo para restaurar la libre circulación, posibilitar el inicio de la temporada turística y relanzar la economía. Unas recomendaciones que a la luz de los anuncios dispares de los últimos días no han tenido demasiado éxito.

Sobre el levantamiento de los controles en las fronteras interiores y la libre circulación hablarán los ministros de interior de la UE durante una reunión por videoconferencia este viernes con el objetivo de responder con una estrategia "coordinada, no discriminatoria y proporcionada". La presidencia semestral de la UE, que dirige Croacia, espera que los 27 aprovechen el encuentro para informar sobre los plazos previstos por los Estados miembros. También abordarán si prolongar o no el cierre de las fronteras exteriores, que expira el 15 de junio, y la consiguiente prohibición de entrada a los ciudadanos procedentes de terceros países, informa Silvia Martínez.