26 nov 2020

Ir a contenido

Según el Gobierno

El cierre de Zona Franca le puede costar a Nissan más de 1.000 millones

El Ministerio de Industria cifra el coste de las inversiones para dar continuidad a las fábricas en España en 300 millones de euros y promete ayudas si las fabricas continúan

Gabriel Ubieto

Producción en la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona.

Producción en la planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona.

La cuenta atrás para que Nissan haga público o no el posible cierre de sus plantas en España apura sus últimos números. El jueves la firma automovilística dará a conocer su plan de inversiones y hasta entonces los teléfonos y las calculadoras no descansan. Este lunes el Ministerio de Industria se ha reunido con los sindicatos de las plantas españolas y el mensaje que han lanzado tras la cita es claro: "Marcharse de España y de Europa le va a salir mucho más caro [a Nissan] que invertir en la planta de Barcelona". Así lo ha manifestado el secretario general de Industria, Raúl Blanco, con cálculos estimativos que le han trasladado a la compañía, en un encuentro con periodistas. Cerrar le costará más de 1.000 millones de euros e invertir para continuar son 300 millones, según ha manifestado Blanco.

"No hay ninguna confirmación oficial de cierre por parte de la empresa", ha declarado el dirigente del Ministerio de Industria. Este es el mensaje que han reproducido desde las diferentes administraciones (como la Generalitat) tras las informaciones que se han ido sucediendo, con especial intensidad en las últimas semanas, sobre la clausura de las factorías españolas y el abandono por parte de la firma nipona del mercado europeo. No obstante, "la situación es muy difícil, no hay que engañarse", ha añadido Blanco. Los números de Nissan no eran buenos antes de la pandemia y esta no ha ayudado a mejorarlos.

"Cerrar no le va a resolver sus problemas globales, sino complicarlos", ha avisado el secretario general de Industria. Desde el ministerio dirigido por Reyes Maroto han instado a Nissan a optar por el 'coste menor'. Más de 1.000 millones si cierra, y con la Administración en contra, versus 300 millones si continúa, y con ayudas públicas. Estas son las cifras que Blanco ha trasladado este lunes a los periodistas y que la empresa, según ha declarado, hace meses que tiene sobre su mesa.

Compromiso de ayudas

El Ministerio de Industra ha avisado que añadirá todos los costes posibles si la compañía opta por el cierre. Pues al desembolso en indemnizaciones laborales y contractuales con proveedores, el Gobierno pretende añadir desde sanciones ambientales hasta posibles devoluciones en relación a ayudas públicas destinadas a la firma nipona en España. "Revisaremos todos los expedientes", ha afirmado Blanco. 30.000 trabajadores, entre directos e indirectos, dependen del futuro de Nissan en España. La última ayuda pública concedida a Nissan han sido los dos millones de euros aprobados desde la Generalitat para costear parte de la construcción de la nueva planta de pintura en Zona Franca. Planta que, hasta la fecha, no ha llegado a construirse pero cuya transferencia pública ya recoge el Diari Oficial de la Generalitat.

Y, frente al palo, el Gobierno también muestra la zanahoria. El secretario general de Industria ha emplazado a Nissan a optar por activar inversiones para asegurar la continuidad de las plantas, pues en ese escenario encontrará ayudas públicas. "Las máximas que permita la legislación comunitaria", ha señalado Blanco. Desde recursos para fomentar la investigación de nuevas tecnologías para el sector del auto o ayudas para la formación y la reconversión de trabajadores. 

Nissan desvincula erte y huelga

La dirección de Nissan no volverá a introducir en el ERTE a los trabajadores de la línea 2 de la planta de Zona Franca y les abonará un permiso retribuido para cubrir el período que no han podido trabajar debido a la huelga, según ha confirmado la empresa. Los sindicatos denunciaron que la compañía tenía la intención de pasar a erte a los trabajadores de los turnos afectados por la huelga y la empresa alega que no ha llegado a comunicar al SEPE dicho movimiento. 

La compañía ha comunicado este cambio de planes a las centrales de la planta después de que el comité presentara hace unas semanas una demanda judicial contra la dirección de la multinacional por vulneración del derecho a la huelga.