12 ago 2020

Ir a contenido

Estudio de Manpower

España creará un tercio menos de empleo este 2020

La consultora Manpower estima que el empleo continuará creciendo, pero que moderará su ritmo del 2,1% con el que cerró el 2019 al 1,3% que prevé para este año

Gabriel Ubieto

Un camarero en un restaurante.

Un camarero en un restaurante. / PERE BATLLE

El enfriamiento de la economía persiste, pero el temporal no amenaza con heladas. Esa sería la previsión lanzada a nivel de empleo por la consultora de recursos humanos Manpower, que estima que en el 2020 España continuará creando ocupación, pero de manera más contenida. El mercado laboral español generará un tercio menos de puestos de trabajo que el año anterior, es decir, con un total de 261.000 ocupados más; según constata el informe publicado este jueves por la consultora. Y de cara al 2021 Manpower aventura una ligera mejora del clima laboral, con un leve repunte en la creación de ocupación.

Los ritmos de creación de empleo se empañan de la moderación de indicadores como una inflación muy contenida y un PIB en desaceleración. Y las previsiones de Manpower van en esa línea. El informe de la consultora señala que el 2019 finalizó con el 2,1% más de ocupados que el año anterior, que el 2020 acabará con el 1,3% más de ocupados y que en el 2021 habrá un ligero repunte y que el ejercicio acabará con un aumento del 1,4% del empleo.

Pese a ese continuo crecimiento, los datos que maneja Manpower (a diferencia de otros registros, como la afiliación a la Seguridad Social) constatan que España todavía no ha recuperado el mismo nivel de ocupación que tenía antes de estallar la crisis y que ni en el 2020, ni en el 2021 lo habrá logrado. Si en el 2019 estaban en activo el 4,2% menos de trabajadores que antes del ‘crash’ económico, en el 2021 la ocupación todavía será el 1,9% menor que antes de la Gran Recesión.

Precariedad al alza

El alza de la temporalidad ha sido la marca que ha definido el empleo creado durante el presente ciclo de recuperación económica, aunque la alta capacidad de resiliencia del empleo indefinido a los estragos de la crisis provoca que tengamos un mercado de trabajo más estable que hace diez años. El número de trabajadores indefinidos es el 5,7% superior al que había en el 2007, frente al 17,8% menos de empleados con un contrato eventual.

No obstante, lo que sí se ha disparado en este ciclo de crecimiento y ha dejado huella en el mercado laboral son otras formas de trabajo precarias, como la parcialidad y el subempleo. En el 2019 había el 23,1% más de empleados a tiempo parcial que en el 2007, frente al 7,6% menos de jornadas a tiempo completo. 

El empleo creado durante el último lustro tiene rostro de mujer, migrante, altamente cualificada y con más de treinta años. Y es que estos son los segmentos que más han crecido en términos relativos desde que España vuelve a crear ocupación y todos ellos han superado los niveles que registraban antes de la crisis. En España trabajan el 5,4% más de mujeres que en el 2007, frente al 11,1% menos de hombres; el 19,8% más de trabajadores de más de 35 años, frente al 41,3% menos de jovenes menores de 34 años; y el 6,7% más de migrantes, frente al 6,3% menos de nativos. Y mientras el mercado laboral alberga al 26% más de profesionales altamente cualificados, aquellos con bajas cualificaciones han caído desde el 2007 el 28,3%.

Industria en declive; servicios al alza

Las previsiones de Manpower para los dos próximos años son que todos los sectores crecerán en empleo, pero que unos lo harán más que otros y la tendencia a la todavía mayor terciarización de la economía no cesará. La industria mantendrá un discreto incremento del empleo del 1% tanto en el 2020 como en el 2021, aguantando en números positivos tras un 2019 marcado por un repunte de los expedientes de regulación de empleo (ERE), especialmente concentrado en el sector industrial.

No obstante, esos volúmenes de crecimiento serán insuficientes para evitar que el sector secundario ni recupere, ni siquiera contenga su declive en lo que respecta al empleo que aporta al global de la economía. Según las previsiones de Manpower, la industria cerrará el 2021 con el 15,8% menos de ocupados de los que tenía en el 2007, antes de estallar la crisis. En el 2019 el saldo negativo era del 13,3%. La economía española, en la línea de la mayoría de economías europeas, persiste en su tendencia todavía más acuciada dependencia del sector servicios.

Estos, por su parte, se mantendrán a un nivel muy parejo al crecimiento global estimado por Manpower, con aumentos del 1,3% para el 2020 y del 1,5% para el 2021. Si bien España todavía no ha recuperado los niveles de ocupación previos al estallido de la crisis, el sector servicios sí lo ha hecho. La composición del mercado laboral es diferente y el número de ocupados en el sector servicios cerró el 2019 el 9% por encima del registro del 2007 y Manpower estima que finalice el 2021 con un crecimiento del 11%.

Por otro lado, el sector servicios no solo se ha recobrado del impacto, cuantitativamente hablando, de la crisis, sino que ha rebasado sus registros de hace una década. El 2019 finalizó con el 9% más de ocupados en dicho sector que en el 2007. De hecho, España ya ha superado el nivel de terciarización de la media europea, pues si bien el 73,7% de los europeos trabaja en el sector servicios, dicha proporción es del 75,5% para los españoles.

La recuperación en dicho sector se ha caracterizado por una particular e intensa demanda de servicios turísticos, con un aumento sostenido de registros como las pernoctaciones hoteleras tanto de nacionales como de extranjeros desde el 2010. Ello a su vez se ha reflejado en mayores aumentos del empleo de la hostelería y de los servicios a las empresas. La hostelería ha pasado de representar el 7% del empleo entre los años 2000-12, a casi el 8,7% en el 2019; y los servicios a empresas han crecido en dicho periodo del 11,5% al 14,2%.

Temas Empleo