Transición energética

Las petroleras bajan los humos

El sector del refino propone desarrollar ecocombustibles para ser alternativa al coche eléctrico

Refinería de Repsol en Cartagena.

Refinería de Repsol en Cartagena. / REUTERS / SUSANA VERA

2
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

Las petroleras bajan los humos. Tras verle las orejas al lobo con la transición energética, piden participar. Las petroleras prometen una transformación radical de las refinerías renunciando, a medias, al crudo (se mantendrá en un 20%), al sustituirlo por materias primas bajas en carbono como el 'hidrógeno verde', los residuos o el CO2, para crear 'combustibles ecológicos'. Un cambio drástico con el horizonte puesto en 2050 -ahora ya sí se atreven con las proyecciones- cuando prevén reducir hasta en un 80% la intensidad de emisiones de los combustibles y en un 90% la de la industria del refino.

Así lo ha afirmado el presidente de la  Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), Luis Aires, en la presentación este jueves de la denominada 'Estrategia para la evolución hacia los ecocombustibles'. Una declaración de intenciones en la que las petroleras deberán invertir "entre cientos y miles de millones" y para la que reclaman el apoyo inestimable del Gobierno, pero a la que todavía le falta mucha concreción. "Necesitamos un marco regulatorio claro y estable para que las empresas puedan invertir", reclamó el director general de la AOP, Andreu Puñet.

Las estimaciones de la AOP prevén mantener una cuota de mercado en el transporte de entre el 50% y el 60% en 2050, frente al 90% actual, aunque si bien es cierto que el parque automovilístico cambiará –el resto serán vehículos eléctrico, según sus estimaciones- también lo es que, a día de hoy, no existen muchas alternativas, que no sea el gas natural, para el transporte pesado por carretera, aéreo y marítimo.    

Noticias relacionadas

La asociación que integra a las Repsol, BP, Cepsa, Galp y Saras propone tres 'rutas', a parte de la eficiencia energética en las instalaciones y procesos, con las que reducir las emisiones, pues cada compañía y cada refinería lo hará a su manera. La primera sería la producción de hidrógeno 'verde' a través de agua y electricidad renovable para almacenar energía eléctrica renovable y producir combustibles sintéticos, con ella se reducirían en un 100% las emisiones. La segunda 'ruta' estaría basada en la captura, almacenamiento y utilización del carbono para la creación de bioplásticos, ecocombustibles avanzados o materiales de construcción, que reduciría en un 70% las emisiones.

La tercera comprende la integración progresiva de materias primas bajas en carbono en el sistema de refino para desarrollar combustibles sintéticos, a partir de CO2 e hidrógeno capturado, biocombustibles avanzados, a partir de materias primas biológicas, como residuos o biomasa forestal y agrícola; y otros combustibles bajos en carbono, a partir de residuos no biológicos, como los plásticos.

Temas

Petróleo