Ir a contenido

sostenibilidad

Pimec insta al Govern a acelerar la transición energética

La partronal catalana de pymes reclama la derogación urgente del decreto del 2009 que limita la expansión de las energías renovables y el autoconsumo

Agustí Sala

Optimismo 8Josep González, en la rueda de prensa de ayer.

Optimismo 8Josep González, en la rueda de prensa de ayer. / ACN / ANDREA ZAMORANO

Pimec lo tiene claro: una de las medidas más urgentes que debe tomar el Govern de la Generalitat es la derogación del decreto del 2009 que impide la expansión de las energías renovables y el autoconsumo en Catalunya.

Es un de las iniciativas, y de las más prioritarias que esta organización presidida por Josep González defiende en un documento con propuestas para paliar los efectos del cambio climático y acelerar la necesaria transición energética.

Esta normativa, aprobada durante el Govern del tripartito, ha provocado que exista un auténtico parón de las energías renovables en Catalunya desde hace una década, en especial la eólica, y que se limite el crecimiento del autoconsumo con energía solar, advierte esta patronal.

González asegura que es necesario que «la administración lidere la lucha contra el cambio climático» y que de ejemplo. Pimec se basa en dos estudios llevados a cabo por Joan Vila, presidente de la comisión de Energía de Pimec; y Modest Guinjoan, presidente del Observatorio de Pimec.

Catalunya sufre la misma tendencia de elevación de la temperatura que el resto del mundo, alertan los estudios realizados. La propuesta de Pimec consiste en rebajar el volumen de emisiones de gases de efecto invernadero de las 45 gigatoneladas de CO2 del 2017 a 31 en el 2030, lo que supone un recorte del 31%; y llegar a cero en el 2050. Para eso se requerirá dar un salto en energía solar fotovoltaica hasta los 13.000 megavatios (MW) en el 2030, fente a los 420 del 2017 y para la eólica, hasta los 16.500 MW, frente a los 3.500 del 2017.

Las propuestas de actuación de Pimec, muy detalladas, abarcan desde la concienciación de las empresas y las familias sobre la necesidad de actuar para paliar los efectos del cambio climático y que la Administración abandere el movimiento dando ejemplo hasta la transición del sistema energético hacia uno basado en las cero emisiones o una movilidad dominada por los vehículos eléctricos y la renovación de 50.000 viviendas anuales.

Otra de las medidas destacadas es una «tasa progresiva y para todos los sectores sobre el carbono para corregir  el cambio climático». Pimec defiende un gravamen similar a una tasa europea en marcha desde el 2015, para reducir las emisiones y corregir los efectos del cambio climático. En concreto, este impuesto al dióxido de carbono se enmarca en el ámbito de la fiscalidad del CO2, y los ingresos que recauden las administraciones con su aplicación se deberían destinar a políticas para contribuir a la reducción de gases contaminantes.

Pimec cree que esta tasa también debería tener un retorno a la sociedad por diferentes vías, como el apoyo a la compra de vehículos eléctricos o, como ha hecho el gobierno de Suecia, la rebaja de los costes de la Seguridad Social a las empresas.

Según el informe, la administración pública ha de ser el primer actor en «dar ejemplo», no solo creando un relato para concienciar a la sociedad sobre la lucha contra el cambio climático, sino también impulsando inversiones para controlar las emisiones de los edificios públicos e instalando placas fotovoltaicas.

Otra vía es  la compra pública con requerimientos de eficiencia energética y de mínima aportación de emisiones a las empresas de bienes y servicios, por ejemplo, para la construcción y el mantenimiento de instalaciones. En el ámbito empresarial, la patronal catalana propone la electrificación de los procesos industriales con energías renovables.

Pimec lo tiene claro: una de las medidas más urgentes que debe tomar el Govern es la derogación del decreto del 2009 que impide la expansión de las energías renovables y el autoconsumo en Catalunya. Es un de las iniciativas que esta organización presidida por Josep González defiende en un documento con propuestas para paliar los efectos del cambio climático y acelerar la necesaria transición energética.

Esta normativa, aprobada durante el Govern del tripartito, ha provocado que exista un auténtico parón de la energía renovable desde hace una década, en especial la eólica, y que se limite el crecimiento del autoconsumo con energía solar, advierte esta patronal. 

El presidente de la organización, Josep González, asegura que es necesario que "la administración lidere la lucha contra el cambio climático" y que de ejemplo. Pimec se basa en dos estudios llevados a cabo por Joan Vila, presidente de la comisión de Energía de Pimec; y Modest Guinjoan, presidente del Observatorio de Pimec.

Catalunya sufre la misma tendencia de elevación de la temperatura que el resto del mundo, alertas los estudios realizados. La propuesta de Pimec consiste en rebajar el volumen de emisiones de gases de efecto invernadero de las 45 gigatoneladas de CO2 del 2017 a 31 en el 2030 y llegar a cero en el 2050. Para eso se requerirá dar un salto en energía solar fotovoltaica hasta los 13.000 megavatios (MW) en el 2030, frente a los 420 del 2017 y para la eólica, hasta los 16.500 MW, frente a los 3.500 del 2017.

Las propuestas de actuación de Pimec, muy detalladas, abarcan desde la concienciación de las empresas y las familias sobre la necesidad de actuar para paliar los efectos del cambio climático y que la Administración abandere el movimiento dando ejemplo hasta la transición del sistema energético hacia uno basado en las cero emisiones o una movildiad dominada por los vehículos eléctricos y la renovación de 50.000 viviendas anuales. Otra de las medidas destacadas es una "tasa progresiva y para todos los sectores sobre el carbono para corregir  el cambio climático".