Ir a contenido

igualdad

España se descuelga de Europa en mujeres consejeras de grandes empresas

La presencia femenina en los órganos de administración del Ibex 35 se estancó en el 23% el año pasado

La CNMV admite que es "difícil" que se cumpla su recomendación de llegar al 30% en el 2020

P. A.

Ana Botín, presidenta del Santander.

Ana Botín, presidenta del Santander. / JOSE LUIS ROCA

El año del #Metoo y de la huelga feminista del 8-M ha tenido escaso impacto en los consejos de administración de las grandes empresas cotizadas españolas. En el 2018, el número de consejeras del Ibex 35 se situó en 108, apenas dos más que doce meses antes. El ritmo de incremento, así, se desaceleró desde el 15,2% del 2017 al 1,89%. Las grandes compañías siguen primando a los hombres, que ocuparon cinco de los siete nuevos puestos que se crearon. En consecuencia, el peso femenino en los consejos se estancó: apenas subió del 23,66% al 23,74%.

Las grandes compañías españolas están demostrando estar mucho menos concienciadas que la mayoría de las europeas sobre la importancia de tener mujeres en sus máximos órganos de administración. Según un estudio que Atrevia y el IESE han publicado este miércoles, las grandes cotizadas de los 28 países de la Unión Europea tienen de media un 26,7% de mujeres en sus consejos. La brecha con las empresas españolas se ha doblado prácticamente en un año: de 1,6 a 3 puntos. 

La situación es aún peor si se compara con los principales países del continente. Con datos del 'European Institute for Gender Equality', Francia lidera la presencia femenina en los consejos de las grandes cotizadas (44%), seguida por Italia (36,4%), Suecia (36,1%), Finlandia (34,5%), Alemania (33,8%), Bélgica (32%) y Holanda (30,7%). España está al nivel de países como Portugal (21,6%) y Polonia (21%).

Objetivo imposible

Si se tienen en cuenta las 129 empresas cotizadas en España, no solo las del Ibex 35, la presencia femenina en los consejos se incrementó el 3,9% el año pasado, hasta sumar 268 consejeras, una cifra que supone el 20,3% del total. Es decir, que las compañías siguen muy lejos de cumplir el objetivo de al menos un 30% en el 2020 que les recomendó la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El presidente del supervisor bursátil, Sebastián Albella, reconoció este lunes que es "difícil" que se vaya a lograr dicha meta. Para lograrlo, sería necesario incorporar a unas 128 consejeras entre este año y el próximo, 28 de ellas en las grandes empresas.

Albella también destacó que la mayoría de las consejeras son independientes o dominicales (en representación de accionistas principales) y hay muy pocas que tengan poderes ejecutivos. "Tiene que ver con que pasa lo mismo en la alta dirección", señaló en referencia a las poca presencia femenina en la primera línea de gestión de las compañías. Tan solo el 3,8% (un punto menos que el año pasado) son consejeras ejecutivas (4,63% en el Ibex 35).

Insistir

El estudio señala, asimismo, que hay 15 empresas del mercado continuo sin ninguna consejera (ninguna del Ibex 35) y otras 35 con una única mujer en su Consejo, lo que implica que el 38,8% de las compañías de dicho mercado tienen menos de dos mujeres en sus máximos órganos de gobierno. Las 94 cotizadas que no están en el Ibex 35 tienen en total 160 consejeras, que representan el 18,5% del total de los puestos. Estas compañías cuentan de media con 1,7 consejeras, frente a las 3,09 de las grandes. Las empresas de bienes de consumo, financieras y tecnológicas son las que ostentan con mayor presencia femenina, todo lo contrario que las de construcción e inmobiliarias

"Los datos revelan que hay que seguir insistiendo en los beneficios que supone incorporar mujeres en los consejos de administración porque la diversidad es sinérgica. Cuando los comités son más diversos son más creativos, entienden mejor el mercado y pueden responder mejor a los desafíos lo que les hace ser más productivos", ha defendido Nuria Chinchilla, profesora del IESE.