Ir a contenido

CAMBIO TECNOLÓGICO

El banco, reinventado con 'blockchain'

Eurocoinpay empieza a funcionar este 1 de noviembre con la puesta en marcha de servicios financieros con criptomonedas

La firma leonesa abre el uso de moneda virtual para pagar con tarjeta en comercios de manera fluida

Eduardo López Alonso

Herminio Fernández, cofundador de Eurocoinpay. 

Herminio Fernández, cofundador de Eurocoinpay. 

La revolución 'blockchain' tiene un nuevo protagonista en España. La firma leonesa Eurocoinpay empieza este 1 de noviembre a ofrecer servicios que permiten la compra con criptomonedas en cadenas comerciales convencionales. El lanzamiento de una moneda virtual propia, el Eurocoin Token (ECT) es el pistoletazo de salida para un nuevo universo de posibilidades que se plasman en la práctica en un nuevo concepto cuasi bancario, con distintas etapas de desarrollo en los próximos tiempos.

Herminio Fernández es el cofundador de Eurocoinpay. Junto con Marisa de la Fuente aprovecharon sus ganancias con el fenómeno bitcóin y el apoyo financiero de entidades bancarias para impulsar un proyecto disruptivo en criptomonedas. Lejos quedan ya aquellos años (allá por el 2014) en el que invirtieron en bitcoines y ellos y otros muchos rentabilizaron su inversión de forma increíble. "Si se hubiesen invertido 20 euros en el 2009 se hubiesen podido ganar seis millones de euros, no hay precedentes en la historia de la humanidad de una revalorización similar de un activo", explica con entusiasmo este veterano en edad pero joven en entusiasmo.

La experiencia en criptomonedas les llevó a explorar el modelo de negocio adecuado para el futuro en ese campo. Eurocoinpay es en esencia el desarrollo de ese modelo, que según Fernández, "aporta como hecho diferencial frente a lo existente velocidad en la transacción, ausencia de comisiones y aprovechamiento de la seguridad total que ofrece 'blockchain'". La idea es simple. Eurocoinpay es el intermediario entre el poseedor de criptomonedas y la entidad financiera, corrobora el contenido de la cartera en moneda virtual del cliente y le ofrece capacidad de canje en otras criptomonedas o euros de manera rápida. De esa manera, es posible la utilización de una tarjeta visa para pagar en euros, cargándose ese pago a la cuenta del cliente en moneda virtual según el cambio del momento.

La tecnología propuesta es una mezcla de solución Ethereum y IOTA aderezada con 'know how' en 'big data' propio, cóctel digestivo de un club capaz de hacer del orden de 500 operaciones por minuto y tener capacidad de crecimiento y evolución. En la práctica, permite que alguien tenga una cuenta en criptomonedas con tarjeta Visa y pueda pagar en El Corte Inglés, en Mediamarkt o Ikea (y algunos comercios más). Y que ese pago se haga en segundos.

El objetivo es dar liquidez a esa cuenta en criptomonedas a través de una pasarela que comprueba que hay fondos en moneda virtual que respaldan esa operación hecha en euros. Eurocoinpay pone en marcha este 1 de noviembre su propia moneda virtual (ECT) a 0,5 euros, que cotizará en las principales casas de cambio. La emisión será limitada a 10 millones de unidades. También existe la posibilidad de adquirir otro token (moneda con contrapartida de utilidad) equivalente a un euro como valor refugio para transformarlo cuando se quiera en otra criptomoneda cualquiera.

Es de esta forma Eurocoinpay una agencia de compraventa de criptomonedas asociada a servicios financieros que apuntan casi a banco, una pasarela entre el mundo financiero virtual y el apegado a la vida cotidiana. Incluso se han mandado documentos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores para que los supervisores comprueben el alcance del proyecto y se fijen los límites a su actividad. No se promete rentabilidad, pero por primera vez las criptomonedas pasan a ser un activo más real, más útil, un medio de pago.