Ir a contenido

Ex repartidores de Deliveroo y Glovo lanzan campaña de microfinanciación para crear su 'app'

EuropaPress

Piden 16.000 euros como mínimo para desarrollarla

Ex repartidores de Deliveroo y Glovo, agrupados en la plataforma Ridersxderechos, han lanzado este martes una campaña de microfinanciación para crear su propia aplicación móvil de compra en Internet y entrega a domicilio, con la que quieren fomentar el trabajo digno y el consumo responsable y de proximidad de restaurantes y comercios de Barcelona.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de Ridersxderechos, Oriol Alfambra, ha explicado que en la campaña, que se realiza a través de la fundación Goteo, piden un mínimo de 16.000 euros para sufragar los gastos de desarrollo de la aplicación y de adquisición de vehículos con los que operar, cantidad que se podrá extender hasta los 32.000 euros si superan la pedida inicialmente.

Alfambra ha detallado que la aplicación tendrá como nombre Mensakas, jerga con la que los mensajeros se refieren a ellos mismos, y que funcionarán a través de la constitución de una cooperativa.

En un primer momento, Mensakas prevé emplear hasta ocho trabajadores, que Alfambra ha subrayado que contarán con un contrato laboral y cotizarán en el Régimen General de la Seguridad Social, y dependiendo de cómo evolucione la actividad pueden alcanzar los 300 trabajadores.

El colectivo quiere competir con su marca con empresas como Deliveroo, Glovo, Stuart, Uber Eats y Shargo, en las que han trabajado o trabajan la mayoría de sus miembros.

"Estas compañías continuarán existiendo y seguirá habiendo gente trabajando en ellas de manera precaria, por lo que Mensakas quiere ser una herramienta colectiva para aglutinar a gente y conseguir unas condiciones laborales dignas", ha razonado.

Lo hará a través de ofrecer a los usuarios un catálogo de restaurantes y comercios de Barcelona con la intención de "fomentar el consumo responsable y de proximidad", en el que Alfambra ha señalado que predominarán alimentos de calidad y de origen preferiblemente ecológico y no se incluirá la oferta de multinacionales de comida rápida.

VIABILIDAD ECONÓMICA

El portavoz ha explicado que la viabilidad económica de la aplicación se basará en que los envíos serán pagados por los establecimientos y los consumidores finales, y que estos últimos soportarán una comisión menor a medida que hagan pedidos más grandes o los combinen con otros usuarios para incentivar un consumo más sostenible.

Ha resaltado que este modelo se diferencia de las otras empresas del sector, que ha defendido que sustentan su modelo en la "explotación salvaje de los trabajadores y la venta de los datos de sus usuarios".

JUICIO CONTRA DELIVEROO

El miércoles se celebrará en Barcelona el primer juicio contra Deliveroo por parte de uno de los trabajadores que fue despedido tras las protestas y huelgas del pasado junio y julio, en las que se alertaba de las condiciones laborales de la multinacional.

El abogado del Col·lectiu Ronda Nacho Parra ha informado de que en este juicio y 15 más, que se desarrollarán hasta noviembre, se buscará el reconocimiento de su condición de trabajadores y que operaron como falsos autónomos, y que se califique como nulos sus despidos como represalia a las protestas y que se les reincorpore a la plantilla.

Ha agregado que inspecciones de trabajo previas a Deliveroo, en las que se ha determinado que los repartidores tenían una relación laboral con la empresa, juegan a su favor para demostrar que no tienen el control de la actividad, puesto que factores como los precios, los horarios y las jornadas no los deciden ellos mismos, como debería ser si fueran autónomos.

0 Comentarios
cargando