Ir a contenido

salida de la crisis

Abengoa sube el 33% tras vender el 25% de Atlantica Yield a Algonquin por 522 millones

La operación supone la inyección de capital suficiente para cubrir las demandas de los bonistas

Planta de Abengoa en Sevilla.

Planta de Abengoa en Sevilla.

Las acciones de clase B de Abengoa rebotaban más de un 33% en los primeros compases de la sesión bursátil tras anunciar que ha firmado un acuerdo para la venta del 25% de Atlantica Yield a la compañía canadiense Algonquin Power & Utilities Corp. por 607 millones de dólares (unos 522,3 millones de euros). En concreto, los títulos de clase B de la compañía rebotaban un 33,33% a las 9.20 horas, hasta 0,016 euros, y lideraban las ganancias del Mercado Continuo.

La canadiense Algonquin cuenta con una opción de compra sobre el 16,5% restante del capital en Atlantica Yield que todavía posee Abengoa, con el mismo precio y condiciones. El cierre de la operación está sujeto a la aprobación por el Departamento de Energía de Estados Unidos.

La operación de la venta de Atlantica forma parte de la estrategia de desinversiones de Abengoa y representa un nuevo avance en el proceso de viabilidad en el que la compañía se encuentra inmersa. La venta de su participación en la operación se suma a las anunciadas en los últimos meses: Norte III, Bioenergía Europa, Bioenergía USA, la planta termosolar Ashalim en Israel, la desaladora Qingdao en China o la filial Abentel a Ericsson, entre otras. Para llevar a cabo la operación, Abengoa ha contado con el asesoramiento financiero de Lazard, CaixaBank, Banco Santander y el legal del despacho Herbert Smith Freehills.

El valor de la operación equivale a 24,25 dólares (20,86 euros) por acción, más de un 8% de prima sobre la cotización actual de Atlantica Yield. Adicionalmente Abengoa participará con el 30% de la posible revalorización de la acción de Atlantica Yield durante un año, hasta un máximo de 0,60 dólares por acción o 15 millones de dólares (12,9 millones de euros) en total.

La sentencia del juez sevillano Pedro Márquez a finales de septiembre, que obligaba a Abengoa a pagar la deuda que le reclamaban un grupo de acreedores-bonistas —que habían impugnado el plan de salvamento de la compañía— puso en problemas a la compañía. La operación anunciada aporta liquidez para saldar cuentas y restablecer la normalidad en la compañía.

Temas: Abengoa Bolsa

0 Comentarios
cargando