Ir a contenido

PLAN PRESUPUESTARIO

El Gobierno volverá a subir las pensiones solo el 0,25% en enero

El Plan Presupuestario presentado en Bruselas asume la subida mínima de las prestaciones sociales para el 2018

La prórroga de las cuentas del 2017 conlleva la congelación de los salarios públicos al menos hasta la aprobación de unas nuevas

Rosa María Sánchez

El Gobierno ha comunicado a Bruselas su intención de volver a aplicar en el 2018 la subida mínima de las pensiones, del 0,25%, por quinto año consecutivo. En el Plan Presupuestario 2018 remitido a la Comisión Europea este lunes, el Gobierno explica que para la proyección del gasto de la Seguridad Social en el 2018 se ha tenido en cuenta "la revalorización del 0,25% de las pensiones" según lo previsto en la reforma del 2013. Así, las pensiones previsiblemente volverán a peder poder adquisitivo el año próximo ya que el Gobierno prevé en su Plan Presupuestario que la inflación se situará en torno al 1,6%.

La impronta de Catalunya

El documento presupuestario de 47 páginas remitido a Bruselas está marcado por el impacto que "la actual situación política en Catalunya" sobre la economía española en una doble dirección.

De una parte -explica el documento- las dificultades políticas han impedido al Gobierno impulsar la tramitación de un proyecto de Presupuestos del Estado para el 2018 dada la falta de apoyo del PNV.  Por eso, el documento toma como punto de partida la prórroga de las cuentas del 2017 al año próximo si bien se informa a la Comisión Europea de que la elaboración de unos nuevos Presupuestos se encuentra "en fase muy avanzada" y que "es intención del Gobierno presentarlos tan proto la situación (política) lo permita.

De otra parte, la tensión con Catalunya ha llevado al Gobierno a estimar un menor crecimiento de la demanda interna en la comunidad autónoma (consumo e inversión) y, por ende, en el país. Así, el Gobierno ha rebajado en tres décimas su anterior previsión de crecimiento económico para el 2018, desde el 2,6% proyectado en junio al 2,3%, y ha elevado en una décima la tasa de paro media prevista para el año próximo (hasta el 15,5% de la población activa), así como el objetivo de déficit (hasta el 2,3% del PIB). De este modo, la economía española se enfrentará en el 2018 a un frenazo de ocho décimas respecto al crecimiento previsto para el 2017, que se ha elevado en una décima, hasta el 3,1%.

Sueldos públicos congelados

La prórroga presupuestaria lleva al Gobierno a reflejar en el Plan Presupuestario remitido a Bruselas el supuesto de congelación de los salarios públicos ya que se debe ceñir a "un escenario de política constante".

Esta afirmación ha merecido el "más absoluto rechazo" de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que ha soliciado una aclaración urgente al Ministerio de Hacienda. La última oferta negociadora del Gobierno -antes de que se aplazara la presentación del proyecto de Presupuestos- incluía una subida salarial que podría alcanzar hasta el 8% para los próximos tres años.