Ir a contenido

CONSECUENCIAS DE LOS ATAQUES TERRORISTAS

Barcelona confía en su atractivo para mantener el turismo

El sector reitera que no ha habido casi cancelaciones tras el atentado

Congresos y turoperadores no han variado sus planes a corto plazo

Josep M. Berengueras

Turistas en la Rambla frente a varios agentes de los Mossos.

Turistas en la Rambla frente a varios agentes de los Mossos. / ALBERT BERTRAN

Es la gran pregunta para un sector que representa alrededor del 12% del PIB en Catalunya: ¿afectarán los atentados de la Rambla Cambrils a la llegada de turistas? La respuesta no es fácil, pero puede intuirse por la experiencia de otras ciudades que han sufrido barbaries: afectará, pero la clave es el grado y el periodo de tiempo. Sin embargo, tanto el sector turístico como expertos coinciden: el atractivo de Barcelona puede ayudar a minimizar las consecuencias.

Ataques indiscriminados como los que sufrieron en el pasado Londres París causaron un descenso del turismo debido al miedo de que pudiese haber nuevas acciones terroristas. Durante los días siguientes, suele haber cancelaciones. Sin embargo, el tiempo todo lo cura, y la mayoría de ciudades que han sido objetivo de terroristas han recuperado el nivel previo a los ataques.

En Barcelona los atentados son muy recientes. Fuentes del sector afirman que ha habido cancelaciones, pero que han sido mínimas. «Es normal que haya una reacción inmediata. Pero ha sido menor de la que imaginábamos», agregan las mismas fuentes. Las próximas ferias, como el congreso de cardiología (30.000 visitantes) siguen en pie, y los grandes turoperadores europeos mantienen los viajes. La imagen de la ciudad recuperando la normalidad y llenando la Rambla al día siguiente no es solo simbólica: el no tinc por puede ayudar a decidir no cambiar de planes tras los ataques.

La rápida actuación policial también ayuda a crear sensación de seguridad, así como la mayor presencia de agentes. «La marca Barcelona tiene mucha fuerza en el mundo. La coordinación ha sido total, y en 12 horas la Rambla estaba abierta. No se han cerrado monumentos, y se ha intentado que los turistas sufriesen los menores inconvenientes posibles. Eso es clave para que se siga considerando Barcelona como destino turísitco para los turoperadores», dice Martí Sarrate, presidente de la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE).

«Por desgracia, los ciudadanos se están acostumbrando a que haya este tipo de acciones. El podría pasar se ha instaurado, lo que hace que la gente no cambie tanto de planes», explica Jorge Traver, representante en España de la Asociación Europea de Turismo (ETOA), con 900 asociados.

Las próximas semanas y meses serán clave. Que no haya otros ataques, que se dé sensación de seguridad. «Ofrecer una imagen de seguridad será crucial  de ahore en adelante», asegura Albert Saló, responsable de Investigación en la Escola de Turisme i Direcció Hotelera de la UAB. «La demanda se recupera en el periodo de uno o dos años, siempre que no haya más ataques», completa.

Sarrate apuesta porque se hagan campañas de imagen, sobre todo en los países donde procedían las víctimas mortales. La prueba de fuego será en enero: cuando los turoperadores hagan las reservas para el año.

0 Comentarios
cargando