Ir a contenido

ENSAYO SOBRE ECONOMÍA

Las razones de Juan María Nin

El economista y exbanquero publica el libro 'Por un crecimiento racional'

Destaca la importancia de saber detectar errores y constatar el riesgo de reincidir en políticas equivocadas

Josep-Maria Ureta

Juan Maria Nin.

Juan Maria Nin. / MIGUEL LORENZO

"Desde hacía más de un año venía gestionando mi vida particular y profesional en un escenario de crisis profunda y de largo plazo". Es lo que escribe, sin más precisión, Juan María Nin en su libro Por un crecimiento racional (Deusto) en referencia a sus vivencias de octubre del 2008.  

Estamos ante un ensayo y no de las memorias de Nin, pese a haber sido protagonista y testigo principal, ya en 1980, de la futura entrada de España en el Mercado Común con el entonces ministro Leopoldo Calvo Sotelo, y de todo cuanto ha vivido años después como gestor destacado de la gran banca española y, ya en este siglo, la dirigida desde Catalunya. No explica sus cuitas recientes, tan deseadas de conocer como obviadas en el texto, cuando hizo un trabajo, poco reconocido, de actualización de todo el negocio de Banc Sabadell (2002-2007) y en el grupo La Caixa y sus transformaciones (2007-2014).

El pasaje de lo sugerido sobre octubre del 2008 podría enlazarse con la única otra cita personal en el libro sobre su actividad de gestor bancario, cuando siendo el número dos de La Caixa -en las 500 páginas del libro no se cita ni a la entidad ni a ninguno de sus dirigentes, pese a que el capítulo de agradecimientos es inusualmente extenso-, tuvo la oportunidad de participar, en el verano del 2012, en la reunión en Nueva York del afamado club Bilderberg, el poder capitalista en la sombra, en la que se discutió de la crisis financiera europea y el riesgo de que España suspendiera pagos. De esa participación surgió la convocatoria inmediata de Nin al despacho de Angela Merkel para que le explicara la situación financiera real de España en aquellos días. Según asegura con convicción el autor, poco después de aquel encuentro del viernes 8 de junio del 2012, se anunció solo el rescate parcial de la banca española por el mecanismo financiero europeo recién creado.

REINCIDIR EN POLÍTICAS EQUIVOCADAS

Hasta aquí las citas de protagonismo personal de Nin en su obra. Esta contiene, como él mismo advierte, tres libros en uno: lo que piensa y asume entre las variadas escuelas de pensamiento económico, eligiendo sin dudar a Hayeck frente a Keynes; cómo se creó la irracional burbuja financiera (y de eso sabe) y la gran posibilidad de que vuelva a estallar; y los cambios de gobernanza que pueden impedirlo.

De Nin hay que reconocer su sólida formación económica, iniciada en Deusto y completada en la London School of Economics. Saber detectar errores y constatar el riesgo de reincidir en políticas equivocadas son las bases sobre las que Nin basa su sólida advertencia de que la gran recesión y el estancamiento pueden tender a peor.

Fiel al pensamiento de la escuela austriaca de pensamiento ultraliberal, el experto financiero señala, con contundencia, que la burbuja de la deuda, además de trasladar a las generaciones posteriores una carga que ellas no han contraído, es una amenaza que pesa sobre los gobiernos: "Un país no pierde su soberanía cuando no puede pagar su deuda; la pierde cuando la contrae más allá de lo que es sostenible". Tesis digna de tener en cuenta en debates serios, más allá de quién dijo qué. Para estas tesis, Nin ha contado, según precisa él mismo, con la cooperación activa de Luis Torras, economista formado en la estricta doctrina liberal austriaca de Von Mises y Hayeck.

Por lo demás, sorprende que en la descripción de la crisis financiera global iniciada en octubre del 2008 (aquellos días aciagos personales) y que hasta nuestros días están destinadas al fracaso Nin no haga ninguna alusión a sus errores personales en la toma de decisiones mientras fue un directivo destacado del sistema financiero español. Sus razones tendrá.          

Temas: Libros