Ir a contenido

MERCADO AUTOMOVILISTICO

Los SUV entierran los coches de tres puertas

Seat dejará de producir en enero el Ibiza 'coupé' y el familiar por la caída de la demanda y los sustituirá por el todocamino Arona

Otras marcas como Renault venden ya todos sus turismos con cinco puertas para reducir costes y rentabilizar las inversiones

Antoni Fuentes Xavier Pérez

La versión de tres puertas del Seat Ibiza que desaparecerá a partir de enero, en la celebración de los 30 años del modelo y la producción de cinco millones de unidades.

La versión de tres puertas del Seat Ibiza que desaparecerá a partir de enero, en la celebración de los 30 años del modelo y la producción de cinco millones de unidades.

Hace 20 o 30 años, el objeto de deseo de los actuales cuarentones y cincuentones era comprarse un 'coupé'. La versión de tres puertas que tenían todos los modelos de coches era el techo de la deportividad asequible. En cambio, esos coches son hoy una especie en extinción ante la decisión de un número creciente de marcas de dejar de fabricarlos. La siguiente en unirse a esa lista será Seat, que enero dejará de producir la versión del Ibiza de tres puertas así como la familiar por la escasa demanda que suscitan y los sustituirá por el nuevo SUV pequeño Arona.

Es un ejemplo del poder que han acumulado los todocaminos (SUV en sus siglas en inglés), que han pasado de ser una moda a una tendencia transversal que canibaliza las ventas en otros segmentos de mercado tradicionales. Su primera víctima son los turismos de tres puertas, los denominados como 'coupés' en un sentido amplio que recientemente se ha ido acotando a los deportivos puros. Las ventas de estas versiones con una apariencia más deportiva se han desplomado desde un 51% en el segmento de los utilitarios en el 2000 a un 16% en el 2015, según los datos del sector correspondientes a la Unión Europea. Las previsiones apuntan a que la tendencia seguirá en los próximos años y convertirá las ventas de tres puertas en residuales o testimoniales.        

UN 25% DE LAS VENTAS DEL IBIZA

En el caso de Seat, las carrocerías de tres puertas y la familiar, que se venden como Ibiza SC y ST, respectivamente, han pasado de representar el 50% hace cinco años a un 25% durante este año. "Las previsiones indican que esas dos versiones continuarían el descenso. Hay una parte de la demanda que se ha desplazado al Ibiza de cinco puertas y, otra, que va hacia los 'crossover', por eso tenemos que estar en ese mercado con el Arona", han indicado fuentes de Seat.

Los todocaminos llegarán a un 30% del mercado

La fiebre de los SUV seguirá creciendo en los próximos años. Después de robar una cuota de mercado del 24,6% hasta el 2015, el sector prevé que llegue al 30% del mercado. Los que han cedido espacio son los monovolúmenes y las berlinas clásicas, según las estadísticas de la Asociación Europea de Fabricantes (Acea). "Antes la gente se compraba un coche de tres puertas buscando la deportividad porque era un valor social al alza. Ahora la gente se compra un SUV buscando otros valores", asegura José Antonio Bueno, consultor del sector del automóvil. "Está claro que la venta de coches -añade- tiene que ser algo aspiracional porque si se aplica a rajatabla la lógica de la pura movilidad con, por ejemplo, una alternativa a la propiedad como el coche compartido, el sector lo pasará mal".   

Mientras tanto, la firma aprovechará los próximos meses para adaptar la línea de montaje del Ibiza en la fábrica de Martorell a la nueva plataforma de coches utilitarios del grupo Volkswagen, que se estrenará en la factoría catalana con el lanzamiento de la nueva generación del modelo en la primera mitad del 2017 y su versión SUV (Arona) después del verano. El objetivo de la marca es que la suma de ambos modelos supere el volumen actual de producción del Ibiza incluyendo las versiones de tres puertas y la familiar.

El presidente del comité de empresa, Matías Carnero, también se ha mostrado convencido de que la desaparición de ambas versiones "no tendrá un impacto negativo ya que el volumen de producción actual es muy bajo" y será compensado con el nuevo Arona. En los próximos meses se producirán algunos reajustes en las líneas de ensamblaje hasta que se empiecen a producir el nuevo Ibiza y el SUV pequeño.

DEPORTIVOS DE CINCO PUERTAS DE RENAULT

De momento, la fábrica de Volkswagen de Pamplona sigue produciendo la versión de tres puertas del Polo, a pesar de que su peso ha ido cayendo hasta a un 10%, según han indicado fuentes próximas al grupo, que han recordado que la próxima generación del modelo se presentará en junio. 

La marca pionera en abandonar los 'coupés' derivados de utilitarios fue Renault en el 2011 con el Clio, que desde entonces solo dispone de la versión de cinco puertas incluso en su versión deportiva. "Las versiones de tres puertas son un fenómeno muy europeo que ha ido claramente a la baja por los SUV y por la búsqueda de coches más prácticos pero manteniendo el aspecto deportivo", indican fuentes del fabricante francés. Después del Clio se extendió la decisión al Twingo y al Mégane "sin que se hayan resentido las ventas", indican las mismas fuentes. 

El entierro de las tres puertas ha permitido a Renault y a otras marcas que han seguido sus pasos un ahorro de costes de piezas y desarrollo y producción y una mayor eficiencia en las inversiones dirigidas a nuevas demandas sociales. Como ejemplo, Renault ha tenido una grata sorpresa con una demanda del paquete que incluye techo en un color diferente (bitono) en el modelo Captur que se produce en Valladolid que llega al 80% de las ventas, lo que ha ayudado a rentabilizar la inversión en la línea de pintura. "Cuando se hicieron las estimaciones de demanda, no nos esperábamos que fuese tan elevada", han explicado fuentes de Renault.

0 Comentarios
cargando