MODELO PRODUCTIVO

La industria se reivindica como alternativa a los sueldos bajos del turismo

La Fundació per la Indústria reclama un pacto para mejorar la competitividad de las fábricas

Puigdemont anuncia la próxima convocatoria de los agentes implicados para negociar la hoja de ruta

Línea de montaje en la fábrica de Nissan de la Zona Franca de Barcelona.

Línea de montaje en la fábrica de Nissan de la Zona Franca de Barcelona. / REUTERS / ALBERT GEA

3
Se lee en minutos
Antoni Fuentes
Antoni Fuentes

Periodista

ver +

La industria catalana reivindica su papel como motor de calidad de la economía catalana a diferencia de otros sectores como el turismo. Dirigentes empresariales, economistas y expertos han pedido paso para las fábricas inteligentes y digitalizadas de la cuarta revolución industrial, la industria 4.0, en la hoja de ruta de Catalunya rodeados de los cuatro siglos y medio del Gremi de Fabricants de Sabadell. La reclamación de la Fundació per la Indústria se suma a la de la alianza +Indústria de un gran pacto para impulsar el sector productivo, que ha llevado al presidente de la GeneralitatCarles Puigdemont, a mover ficha y a anunciar el inicio de negociación del acuerdo reclamado.

La vía más eficaz de fortalecer la base económica de Catalunya para el futuro es la apuesta porque las fábricas recuperen el protagonismo que han ido cediendo en las últimas décadas frente a otras actividades de los servicios, según ha explicado el presidente de la Fundació per la Indústria, Josep Bombardó, en una jornada sobre la manufactura 4.0 como una oportunidad para Catalunya celebrada en Sabadell.

SUELDOS DE 800 EUROS

"No podemos competir con salarios de 800 euros como los del turismo. Por eso es necesario apoyar la industria", ha asegurado tajante Bombardó en presencia de Puigdemont. El dirigente empresarial ha lanzado una pregunta que subyace en los debates sobre el futuro del modelo productivo y sobre el mercado laboral: "¿Queremos ser un país de calidad o un país 'low cost'?".

Para reforzar la petición de focalizar esfuerzos en mejorar la competitividad de las fábricas, Bombardó ha recordado que la industria ha sufrido un fuerte recorte en su aportación al PIB y al empleo generado debido a un proceso de repliegue industrial y también a la terciarización de la economía. Sin embargo, ha destacado que alrededor del 50% de la actividad económica depende de la industria y de los servicios a las fábricas y sus empresas y ha subrayado la gran diferencia entre el valor de las exportaciones (más de 60.000 millones) y los ingresos por turismo (15.029 millones).  

El presidente de la fundación ha instado a los gobiernos a que lleven a cabo más esfuerzos para impulsar el sector industrial. "Tenemos una pérdida de competitividad, debido en parte a que hemos tenido una economía financiera basada en la especulación”, ha expresado.

EL GOVERN QUIERE CONSENSO

Pero ese apoyo al sector productivo requiere consenso, algo en lo que también insiste la alianza +Indústria formada por patronales, sindicatos, universidades y colegios profesionales. "La economía productiva -dice Bombardó- no se puede decidir en los despachos de consultores y políticos. Estos tampoco pueden decir qué industria tiene futuro y cuál no: es el mercado el que decide".  

Noticias relacionadas

El 'president' ha cogido el guante de la insistente petición de diálogo pro parte del sector productivo al anunciar la convocatoria inminente para buscar "el apoyo y el consenso de todos los agentes implicados" para negociar un "pacto nacional por la industria". "Tenemos claro que la industria tiene que recuperar el lugar que le corresponde en la economía. Los países que tienen un sector industrial potente son más dinámicos y resistentes a las crisis", ha indicado Puigdemont, que ha reconocido que el empleo industrial es menos precario que el de otros sectores en términos de temporalidad. 

El secrerario general de la UGT catalana, Camil Ros, comentaba en los pasillos de la jornada que la voluntad de diálogo de la Generalitat tiene que transformarse en hechos concretos y en medidas de apoyo a la industria. A pesar de que el Govern había asumido algunas de las medidas que defiende +Indústria, a la hora de la verdad no se han ejecutado, lamenta Ros.

La corrupción política, un freno a la innovación

El doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Oxford y miembro del consejo asesor de la fundación, Guillem López Casasnovas, destacó la resistencia de algunos sectores económicos de la vieja economía frente a las nuevas formas de negocio, ante lo propuso una actitud más proactiva.