BENEFICIO SEMESTRAL

El beneficio de L'Oréal crece un 5,2 %

El gigante mundial de cosméticos ha facturadode 1.708,9 millones en el primer semestre del año

Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / París

El gigante mundial de cosméticos L'Oréal anunció hoy un beneficio neto para el primer semestre del año de 1.708,9 millones de euros, un 5,2% más que en el mismo periodo del 2012. La facturación del grupo francés progresó un 5,4 % en datos comparables, hasta los 11.738 millones, en un mercado en el que el crecimiento se desaceleró levemente pero en el que L'Oreal "prosiguió una buena dinámica de ventas", subrayó su presidente y director general Jean-Paul Agon. La competitividad del grupo siguió mejorando y aumentó en el conjunto de sus divisiones y regiones, añadió en un comunicado.

Los sectores de productos L'Oreal que más contribuyeron a estos resultados fueron los de productos destinados al gran público, cuya facturación progresó un 6,3 %, hasta los 5.723 millones de euros; el lujo (+6,4 % y 2.826,8 millones de euros), y la cosmética activa, con un crecimiento de 7,8 % y 907,1 millones de euros, precisó la nota.

Por regiones geográficas, los nuevos mercados, de Asia Pacífico, América Latina, Europea del Este, África y Oriente Medio sumaron en total 4.346,6 millones de volumen de negocios, una progresión de 9,9 % en datos comparables. Brillaron en particular para la multinacional francesa los mercados de Asia y el Pacífico, donde facturó 2.240,2 millones de euros (+ 4,5 %).

Noticias relacionadas

Dentro del sector emergente, Latinoamérica volvió a registrar una progresión particularmente significativa, en esta primera mitad del año de 13,5 % (966,3 millones de euros), mientras que la región África-Oriente Medio progresó un 15,1 % y facturó 394,9 millones de euros.En EEUU, L'Oreal aumentó su facturación un 5,4 %, hasta alcanzar 2.743,2 millones de euros, y en Europa del Oeste un 1,7 %, con 3.899 millones de euros, indicó el comunicado.

Jean-Paul Agon confirmó los objetivos del grupo para 2013 y expresó su confianza en su capacidad para cerrar un nuevo año con un aumento en su facturación, sus beneficios netos y su rentabilidad.