IRREGULARIDADES EN EL ESPAI BARÇA

El entorno barcelonista, ante las denuncias en las obras del Camp Nou: "Es una auténtica vergüenza"

Un grupo de personalidades ligadas a la actualidad del FC Barcelona analizan las denuncias de irregularidades en las obras del Camp Nou

Trabajadores de las obras del Camp Nou denuncian "explotación laboral"

Los trabajadores del Camp Nou, al descubrir sus condiciones laborales: “Se aprovechan de nosotros para ganar más dinero”

Elena Fort, responsable del Espai Barça: "No tenemos 2.000 trabajadores durmiendo en la calle; las cosas funcionan"

La Generalitat de Cataluña investiga irregularidades en una subcontrata de las obras del Camp Nou

La Generalitat de Cataluña investiga irregularidades en una subcontrata de las obras del Camp Nou

Emilio Pérez de Rozas
Albert Guasch
Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Las denuncias sobre las irregularidades laborales en la obra de remodelación del Camp Nou publicadas por EL PERIÓDICO han sacudido a parte del barcelonismo. Horarios excesivos y salarios fuera de convenio conforman el grueso de las acusaciones por parte de los trabajadores que se emplean para levantar el estadio que la junta directiva pretende que esté de nuevo operativo a finales del 2024. Conocidas personalidades del mundo barcelonista ofrecen su punto de vista sobre un escándalo que ya ha merecido una macro inspección de la Generalitat.

XAVI VILAJOANA

Exdirectivo, excandidato a la presidencia del Barça y presidente de la Associació de Promotors de Catalunya

"Es una auténtica vergüenza"

"Si todo lo que ha salido publicado es cierto, y no tengo por qué dudarlo, es una auténtica vergüenza. Terrible para la imagen del club y denigra la actividad constructora de este país. No se puede permitir que haya empresas que hagan cosas así. Las constructoras que trabajamos aquí hacemos las cosas como Dios manda. Esto es competencia desleal, es una lacra, desacredita mucho al sector. Y como máximo representante de Construmat y de la Associació de Promotors de Catalunya (APCE) me parece intolerable. La ley tiene que actuar, como con cualquier empresa afincada aquí. Y es algo que ya dije en su día que pasaría. Las cosas cuestan lo que cuestan. Milagros, a Lourdes. El sector es muy pequeño y todo se sabe. Y ojo, Dios no lo quiera, pero si sucede un accidente grave, aquí casca todo el mundo. En un contrato puedes poner lo que quieras, pero la ley es la ley. El propietario de las obras tiene que controlar lo que se hace y el propietario activo de las obras es el Barça, no Limak. El Barça puede tener un problema muy gordo. Por mucho que contrate un tercero, el club tiene que ser el garante. Hay que hacer las obras en función del convenio de forma escrupulosa".

Grupo de subinspectores saliendo de las obras del Camp Nou

Grupo de subinspectores saliendo de las obras del Camp Nou / Ferran Nadeu

TONI FREIXA

Excandidato a la presidencia del Barça

"El Barça debe ser ejemplar y aquí no lo está siendo"

El Barça debe ser escrupuloso con todo lo que hace. No solo en cumplir las leyes. Es un ejemplo y es un aparador social que obliga a ser ejemplar y está claro que aquí no lo está siendo. Tenemos prisa por acabar el estadio y volver a jugar en el Camp Nou para no incrementar pérdidas y pasan estas cosas. Pero resulta conveniente recordar que el proyecto que había hasta ser modificado por la actual junta indicaba que se podían compaginar las obras con jugar partidos. La decisión de irse a Montjuïc pertenece a esta junta. Y tiene la responsabilidad, aunque la contratación de los trabajadores no sea suya, de vigilar que se cumpla la ley.

ERNEST FOLCH

Editor y exdirector del diario Sport

"Si esto hubiera pasado con Bartomeu, muchos pedirían una moción de censura"

La espléndida investigación de El Periódico sobre las preocupantes condiciones laborales de los trabajadores de las obras del nuevo Camp Nou demuestra una vez más que la función del buen periodismo es fiscalizar al poder, mande quien mande. Si el Barça quiere realmente ser más que un club tiene que aceptar artículos dolorosos pero necesarios como los que publicó este diario. Y el laportismo sectario que de repente ataca al mensajero tendrá que empezar a entender que no es lo mismo gobernar que estar en la oposición. Si este escándalo hubiese estallado en el mandato de Bartomeu, muchos de los que ahora se enfadan con El Periódico estarían impulsando una moción de censura o equivalente. De hecho, la junta de Laporta no debería ver la denuncia de El Periódico como un ataque sino como una gran oportunidad para rectificar lo que se ha hecho mal, mejorar las condiciones de los trabajadores y presionar a Limak para que no se repitan episodios bochornosos como el del trabajador que ha tenido que dormir en plena calle. Puede que el club tenga mucha prisa en acabar las obras, pero el fin no justifica los medios. No todo vale.

Camp Nou: Denuncias de "explotación" en las obras

Elisenda Colell, Manu Mitru, Jordi Otix, Patricio Ortiz y Gabriel Ubieto.

LLUIS CARRASCO

Publicista. Autor de la campaña 'Ganas de volver a veros'

"El Barça tiene la obligación de hacer las cosas de forma impecable"

Desde un punto de vista contractual o empresarial el Barça no es responsable de la contratación de los trabajadores, pero sí ha contratado a la empresa que lleva a cabo la obra, que es Limak. Justo porque es más que un club y tiene un papel social y es un referente en la sociedad, tiene que velar porque las cosas se hagan bien. Es algo que tiene que asumir. Es un aparador y tiene la obligación de hacer las cosas de forma impecable.

JAUME LLOPIS

Doctor en Economía y Empresa y miembro de la comisión del Espai Barça hasta 2021

"Estas jornadas laborales son intolerables en la Unión Europea"

Todo empieza cuando Laporta se va a Turquia para ver un partido del Galatasaray y Gundogan le presenta al presidente de la empresa Limak. A su regreso a Barcelona, el presidente del Barça cambia la licitación del concurso para decidir quién reconstruye el Camp Nou para que pueda entrar y ganar Limak. Eso es ya un desprestigio para el Barça. La señora Elena Fort dice ahora que el Barça no tiene nada que ver con las condiciones laborales de los trabajadores que hay en el Camp Nou: por supuesto que sí, señor, pues están trabajando para el club. Yo creo que Limak es consciente que no puede hacer las obras por 960 millones de euros (lo sabe hasta Florentino Pérez, que es el que más sabe de obras), pero la compañía turca está dispuesta, como inversión de futuro en Europa, a pagar ese sobrecoste. Y las condiciones de trabajo son de las empresas subcontratadas, sí, pero dependiendo de Limak, que para cumplir los plazos (eso sí tiene una penalización alta), fuerzan a los trabajadores, no solo con nóminas vergonzosas, sino con jornadas de trabajo intolerables en la Unión Europea.

Joan Laporta, visitando las obras del Camp Nou

Joan Laporta, visitando las obras del Camp Nou / FCB

ALBERT ROURA

Exdirector de comunicación de FC Barcelona

"El club tiene que dar la cara por todo lo que se ha denunciado"

Se veía venir. Duros a cuatro pesetas no hay. Si hay que ir muy rápido y tiene que costar poco, cumplir la ley es más difícil. Y hablamos del Barça, de valores, de hacer bien las cosas y ser un modelo… Es lógico importar obreros de fuera, porque aquí no hay, pero deben trabajar con lo que marca el convenio del sector, las condiciones que tocan y al ritmo que corresponga. El club tiene que dar la cara por todo lo que se ha denunciado.

JOSEP MARIA MINGUELLA

Exagente de futbolistas y senador del FC Barcelona

"Quizás algún día sabremos la verdad de por qué cambiaron las condiciones del concurso para adjudicar la obra"

Solo puedo decir que las informaciones que ha ido publicando El Periódico son muy detalladas, minuciosas y provocan cierto escalofrio en pleno siglo XXI, y más que estas situaciones se produzcan en la obra magna del Barça, en la casa de los culés. Da cierto miedo que se paguen salarios vergonzosos y fuera de toda ley, con horarios extremos, y no se paguen el esfuerzo extra de esos trabajadores. Pero para entender lo que está pasando y lo que puede pasarle al Barça, pues no creo que las inspecciones que ha abierto la Generalitat se cierren de cualquier manera, solo hay que recordar que Jordi Llauradó, el único directivo que sabía de obras, el único con conocimientos de constructor, dejó el club antes de que empezase todo. Es decir, algo debió de ver, algo debió oír, algo sospechaba, ¿no? Y, por último, comparto todas las dudas y sospechas que ha provocado que el Barça, un club que está en uno de los países del mundo con mejores y más grandes constructoras, contrate a Limak, una constructora turca, desconocida y alejada de las leyes de la Unión Europa. Quizás algún día sabremos la verdad de todo esto y los motivos de que cambiaran las condiciones del concurso para adjudicar la obra.

MIGUEL RICO

Periodista y opinador de la actualidad azulgrana

"El Barça está a tiempo de hacer las cosas con todas las de la ley"

Si siempre que hablamos del Barça, hablamos de algo más que un club de fútbol, debemos pedir y hasta exigir que en todos los proyectos en los que está implicado -y éste evidentemente es el más importante que afronta- se cumplan todos y cada uno de los valores que predica la entidad, evitando, por ejemplo, situaciones poco menos que esclavistas que, al parecer, se están produciendo. Es evidente que todo está en manos de las empresas subcontratadas pero, de la misma forma que existen unas penalizaciones en el contrato con Limak si no cumple los plazos de reconstrucción o se disparan los gastos, el Barça debe vigilar que toda la obra no se cimente sobre las espaldas de trabajadores explotados, tanto en las jornadas interminables como en nóminas abusivas. El Barça, que representa a todo un país, debe hacer las cosas con todas las de la ley, cosa que no parece estar sucediendo, aunque sí está a tiempo de que ocurra.