Mundial de Australia y Nueva Zelanda 2023

Ada Hegerberg: la pionera que quiere volver a sentirse futbolista

El Mundial pone a prueba a Jorge Vilda: "En el fútbol hay que renovarse"

Arranca un Mundial reivindicativo con la sorprendente derrota de Noruega ante Nueva Zelanda

New Zealand's defender #13 Rebekah Stott (L) and Norway's forward #14 Ada Hegerberg vie for the ball during the Australia and New Zealand 2023 Women's World Cup Group A football match between New Zealand and Norway at Eden Park in Auckland on July 20, 2023. (Photo by Marty MELVILLE / AFP)

New Zealand's defender #13 Rebekah Stott (L) and Norway's forward #14 Ada Hegerberg vie for the ball during the Australia and New Zealand 2023 Women's World Cup Group A football match between New Zealand and Norway at Eden Park in Auckland on July 20, 2023. (Photo by Marty MELVILLE / AFP) / Marty MELVILLE / AFP

Laia Bonals

Laia Bonals

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Marcar el camino. Ser referente. Convertirse en pionera. Esas fueron algunas de la consecuencias que tuvo la decisión que tomó Ada Hegerberg en 2017, después de la Eurocopa en los Países Bajos. Otras, negativas, fueron desaparecer del foco mundial y de las listas de premios. La estrella de Noruega tomó una decisión dificil en pro de la profesionalización del fútbol femenino. Desde entonces, su carrera no ha sido la misma. Este jueves, su 'redebut' con la selección noruega en el partido inaugural del Mundial de Australia y Nueva Zelanda ha sido amargo. Las de Hege Riise han perdido sorprendentemente y por la mínima (1-0) contra Nueva Zelanda.

Hegerberg fue de las primeras futbolistas en levantar la voz. La noruega aprovechó su altavoz para erigirse contra de las desigualdades entre el equipo masculino y femenino en la federación. La recién nombrada Mejor Jugadora de Europa por la UEFA se plantó. Usó su voz para reivindicar unas condiciones laborales dignas para las futbolistas y anunció su retirada de la selección hasta que no tomaran medidas que garantizaran un trato equitativo.

La medida de presión hizo reaccionar a la federación noruega, que aceptó la necesidad de un cambio y estableció una paridad en las remuneraciones de las futbolistas. Sin embargo, la igualdad no solo viene ligada a los aspectos económicos y no fue suficiente para hacer real la vuelta de Ada. “No se trata solo de dinero, se trata de la preparación, de actuar, del profesionalismo”, decía Hegerberg poco después de conocerse el nuevo acuerdo. Su decisión iba mucho más allá de su ausencia en algunas concentraciones. Hegerberg era consciente de que con su postura se perdía el Mundial de 2019 en Francia y así la mantuvo.

20 July 2023, New Zealand, Auckland: Norway's Ada Hegerberg in action during during the FIFA Women's World Cup Group A soccer match between New Zealand and Norway at Eden Park. Photo: Kim Price/CSM via ZUMA Press Wire/dpa

Hegerberg, en una posición acrobática, durante el partido de debut del Mundial. / Kim Price / EUROPA PRESS

"Este tipo de decisiones son extremadamente duras y nadie, ni individual ni colectivamente, debería verse obligado a tomar una decisión así", decía Hegerberg horas antes del Mundial sobre la decisión de tener que renunciar a un gran campeonato en favor de la reivindicación de derechos. "Me alegra mucho ver que la gente empieza a entender por qué estas jugadoras toman estas decisiones. Yo estaba muy sola cuando tomé mi decisión, allá por 2017, y no es algo que diga por lástima hacia mí misma; es que era así entonces. Hoy ves que hay muchas, muchas jugadoras de nacionalidades diferentes que luchan con los mismos retos y que se ven obligadas a tomar una postura, y siento un gran respeto por ello. Ojalá no fuera así", añadía antes de volver a ponerse la zamarra de Noruega para el Mundial.

La unión hace la fuerza. Ella fue la primera pero, a medida que han ido pasando los años, más futbolistas de alrededor del globo han levantado la voz para decir basta. "No creo que las cosas cambien si las mujeres no se plantan. También lo hemos visto en muchos casos en la sociedad. Así que tenemos que mantenernos unidas y asegurarnos de que rendimos, porque sin rendimiento también es difícil conseguir cambios", defendía Hegerberg hace unas horas. "Ni siquiera estamos hablando de igualdad salarial, sino de unas condiciones mínimas para sentir que te toman en serio y poder rendir al nivel que quieres y necesitas", añadía.

Volver al fútbol

Tras cinco años de inactividad con la selección, la situación ha mejorado y se han dado las condiciones para volver. Pero no todo el trabajo está hecho. En cada rueda de prensa, cada entrevista y cada zona mixta vuelve a aparecer la pregunta. Es un tema que ya nunca desaparecerá. "Deberíamos centrarnos en rendir al máximo, no deberíamos tener que lidiar con todos estos problemas, pero es la realidad en la que estamos. Tendremos que hablar de estos temas año tras año antes de que se produzcan cambios", reconocía.

El regreso con Noruega no ha sido el esperado. Pese a ser una de las grandes selecciones, y que teoricamente suma enteros para hacer un buen papel en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda, el conjunto liderado por Hegerberg perdió su primer partido ante Nueva Zelanda este viernes. Las noruegas fueron a remolque, sin acabar de encontrar a sus estrellas como Hegerberg y la azulgrana Caroline Graham Hansen, y con poco acierto en las escasas ocasiones de peligro. Contra Suiza este martes, quieren quitarse la espina y caminar con paso firme hacia las rondas clasificatorias de la cita mundial.