No hay rotura de fibras

Benzema sufre "una contractura" y no se perderá ningún partido

El futbolista podrá estar en San Mamés el 3 de febrero para medirse en Copa al Athletic y no se perderá la eliminatoria de Champions ante el PSG.

Benzema, en una imagen de un partido del Real Madrid en el Bernabéu esta temporada. 

Benzema, en una imagen de un partido del Real Madrid en el Bernabéu esta temporada.  / @realmadrid

1
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

Alivio en el Real Madrid, en el que habían saltado las alarmas por la lesión de Karim Benzema. El delantero francés se sometió en la mañana de este lunes a unas pruebas médicas que han confirmado que no sufre rotura muscular, pese a retirarse lesionado del partido liguero ante el Elche este pasado domingo.

Recae del isquio

Benzema sufre "una contractura en el isquiotibial izquierdo", molestia de la que podrá recuperarse sin problema durante el parón que se vivirá esta semana, en la que no habrá partidos al marcharse los internacionales sudamericanos a jugar con sus selecciones. El delantero ya había tenido problemas en los isquios por la acumulación de partidos esta temporada, pero no es en la misma zona en la que sufrió molestias anteriormente.

Noticias relacionadas

Los médicos del Real Madrid sometieron al francés a unas exploraciones que confirmaron la contractura muscular. Las alarmas se habían encendido en el club después de que abandonase el encuentro en el minuto 58 por iniciativa propia. Ahora podrá recuperarse con tranquilidad en casa e incluso podría participar en el partido de cuartos de final de la Copa del Rey que el Real Madrid jugará en San Mamés ante el Athletic el próximo 3 de febrero.

En un primer momento se temió que fuese una rotura, lo que podría haber hecho peligrar su participación en el duelo de Liga de Campeones ante el PSG el próximo 15 de febrero. La plantilla blanca retomará la vuelta al trabajo el próximo miércoles, mientras Benzema ya ha comenzado con el tratamiento fisioterapéutico para superar la contractura y estar disponible en los próximos compromisos del equipo.