FÚTBOL ITALIANO

El escándalo de la Juventus se expande en el 'calcio'

Según la prensa italiana, no solo la Juve, sino también otros clubs del país estarían siendo investigados por la compraventa de jugadores hipervalorados

El escándalo de la Juventus se expande en el 'calcio'
2
Se lee en minutos
Irene Savio

“Un tsunami”, “el peor escándalo desde 'calciopoli' (el fraude deportivo más grande de la historia del 'calcio', ocurrido en 2005-2006)” y “el reflejo de un sistema enfermo”. Los medios italianos ha reaccionado con este dramatismo a la información de que, no solamente la Juventus, sino también otros equipos de este país estarían siendo investigados por la Fiscalía de Turín por fraude fiscal y otros trámites presuntamente ilegales en la compraventa de jugadores ‘hipervalorados’.

Los nombres que han sido filtrados son, en efecto, todos de equipos de la Serie A. Se trata del Génova, del Inter, del Nápoles, del Atalanta, de la Roma y de la Sampdoria. Todos ellos tendrían los fiscales a cuestas por decenas de operaciones poco claras efectuadas en las últimas tres temporadas, según filtraciones publicadas este martes por diarios como 'Il Corriere dello Sport' y 'La Repubblica', entre otros medios.

Caída en Bolsa

El escándalo salió a la luz el sábado, después de que las autoridades italianas informaran de que la noche anterior habían sido allanadas las oficinas de la Juventus. El objetivo de la policía era encontrar documentación sobre los traspasos de jugadores que están siendo investigados, entre los cuales también está el trueque que llevó a Miralem Pjanić a la plantilla del Barça y a Arthur Melo a Turín en 2020.

Unas circunstancias que llevaron a que algunas asociaciones de consumidores solicitaran que, de confirmarse las acusaciones, la ‘vecchia signora’ sea sancionada con el descenso de categoría y se le revoquen los títulos obtenidos en el periodo en cuestión, lo que finalmente provocó la caída de sus acciones en la Bolsa de Milán.

Arthur Melo en el día de su presentación con la Juventus

/ Juventus

Y eso que la tormenta podría encontrarse todavía en su fase inicial. La investigación abierta por la Fiscalía de Turín, de hecho, aún sigue en curso y, por tanto, no se excluyen sorpresas en las escuchas telefónicas y otras pruebas que los tres fiscales de la ciudad piamontesa -Marco Gianoglio, Ciro Santoriello, y Mario Bedoni- han adquirido hasta ahora. Una situación que ha suscitado también división -y acalorados debates en las redes sociales - dentro de la comunidad de los 'tifosi' transalpinos. 

Nueva propiedad

Noticias relacionadas

Fiel reflejo de la gravedad del caso ha sido que incluso John Elkann, el presidente de Exor, el grupo propietario del 63% de la Juve, ha querido intervenir sobre el asunto. “Sobre la investigación en curso, la compañía ya ha comunicado que colaborará con los investigadores y confía en que se hará la luz. Yo creo en los magistrados italianos. La Juventus tiene un nuevo consejo de administración, un nuevo consejero delegado, y un nuevo entrenador que, junto con el presidente y el vicepresidente, están enfrentando los momentos de dificultad”, ha dicho el heredero de los Agnelli

La Juve no es ajena a los escándalos monumentales. Ya en 2006, el club italiano fue protagonista del caso conocido como ‘calciopoli’, destapado gracias a una investigación de la Fiscalía de Nápoles que desveló, entre otras cosas, que el entonces director general de la Juve, Luciano Moggi, tramaba para obtener favores de árbitros complacientes con sus intereses. Hechos por los que, en 2011, Moggi fue inhabilitado de por vida y condenado a más de cinco años de prisión.