Crisis del Getafe

Míchel se cita con Simeone con el crédito a cero

  • El Getafe acumula el peor inicio de su historia en la Liga con cinco derrotas en cinco partidos que dejan al técnico contra las cuerdas.

  • Un nuevo desastre en el partido de este martes ante el Atlético podría costarle el cargo al exjugador del Madrid.

Michel da instrucciones en un partido del Getafe.

Michel da instrucciones en un partido del Getafe. / EFE

2
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

El regreso de Míchel (Madrid, 58 años) al Getafe una década después de su anterior experiencia no tiene muy buena pinta. El técnico fue la opción elegida por el presidente Ángel Torres para suplir la marcha de Bordalás al Valencia. En el caso de duda, el dirigente optó por lo conocido, pero el inicio en blanco ha dejado contra la cuerdas a Míchel, tan optimista y convincente en sus mensajes como calamitoso a la hora de sumar puntos. 

Con cinco derrotas en cinco partidos, un gol a favor y ocho en contra, el Getafe ha firmado el peor inicio de su historia en la Liga. No es colista porque el Alavés tiene peor diferencia de goles, aunque es cierto que también ha tenido una oportunidad menos para sumar, ya que su partido contra el Villarreal de la cuarta jornada fue aplazado.

Primeros pitos

Valencia (1-0), Sevilla (0-1), Barça (2-1), Elche (0-1) y Rayo (3-0) desnudaron a un Getafe demasiado vulnerable. Es cierto que los tres primeros compromisos eran complejos y se tuvo cierta comprensión con las derrotas, que fueron ajustadas, pero los dos últimos tropiezos contra rivales con un potencial por debajo del Getafe han encendido las alarmas. 

"El campeonato está siendo muy cruel con nosotros. Todo lo que sucede se gira en nuestra contra", dice Míchel

Los primeros pitos ya se vivieron tras caer en casa ante el Elche. «Es normal que si se pierden cuatro partidos seguidos el público busque un responsable en el banquillo y yo no me aparto», valoró entonces Míchel. Este fin de semana llegó el quinto. «El campeonato está siendo muy cruel con nosotros. Todo lo que sucede se gira en nuestra contra», apuntó el técnico el sábado pasado, más preocupado por «la ansiedad» de su plantilla que por su cargo. «Aprendí el día que me hice entrenador que no tengo que estar eufórico cuando gano ni mal cuando pierdo. No voy a decir que tengo las fuerzas intactas, pero no tengo más remedio que aceptarlas». 

Seis lesiones

La marcha de Cucurella a la Premier o las recientes lesiones de Jankto y Arambarri tampoco han ayudado a un equipo que tiene hoy un durísimo examen (19.30 horas) ante el Atlético. «Tenemos seis bajas para el duelo, pero vamos a buscar la victoria compitiendo, sin nervios ni prisas», dijo este lunes Míchel.

El retorno a España del técnico puede ser efímero si su equipo no reacciona. Míchel estuvo en la órbita de varios clubs antes de volver a Getafe, pero nunca llegó a concretarse nada. Además del club azulado, dirigió al Sevilla, Olympiakos, Málaga y el Pumas de México, su último destino antes de suplir a Bordalás con la máxima ilusión. 

Noticias relacionadas

"Como equipo"

En sus primeros pasos en Getafe puso el listón alto. Habló de expectativas europeas, afirmó que su equipo «iba a molar» y se mostró convencido de no sufrir. El panorama no es halagüeño con Atlético, Betis y Real Sociedad como próximos rivales. «Esta situación solo podemos revertirla siendo y jugando como equipo. El Atleti tiene la mejor plantilla de esta Liga junto al Sevilla», reflexionó Míchel, que ya tiene su crédito a cero.