Brasil tuvo un triunfo agónico ante Colombia y lidera el Grupo B de la Copa América

• Los anfitriones del certamen derrotaron 2-1 a Colombia en un partido con su cuota de controversia

• Si Argentina vence el lunes a Bolivia, solo se encontraría con Brasil en la final de la Copa

Neymar conduce el balón en el Brasil-Colombia.

Neymar conduce el balón en el Brasil-Colombia. / EFE

3
Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Periodista

ver +

Brasil tuvo que esperar hasta el último minuto de un partido tan polémico como accidentado para derrotar 2-1 a Colombia y mantener su liderazgo en el Grupo B de la Copa América. El gol de Casemiro al minuto 99 selló la participación más opaca del favorito para quedarse con el certamen. "Juego tenso y controvertido", dijo el diario deportivo Lance. Si el domingo Brasil derrota a Ecuador, que este miércoles empató en dos goles con Perú, quedará primero y con puntaje ideal. Argentina, por su parte, debe derrotar el lunes a Bolivia y, de esa manera, solo se encontraría con su histórico rival en la final del torneo.

Lo ocurrido en el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro provocó una ola de críticas de la prensa colombiana. Los señalamientos se relacionan con el gol que le permitió a los anfitriones empatar después de una confusa jugada en la que el balón pegó en el cuerpo del árbitro argentino Néstor Pitana, quedó en los pies Lucas Paquetá y el jugador del Olympique de Lyon habilitó a Roberto Firmino, quien, de cabeza, no perdonó frente al portero Ospina. Los jugadores colombianos reclamaron sin suerte que se anulara la acción. El encuentro estuvo demorado casi 10 minutos.

Antes del incidente, los anfitriones de la Copa encontraron muchas dificultades para llegar con peligro a la portería "cafetera". Colombia había abierto el marcador a los 10 minutos con un espectacular remate de tijera de Luis Díaz, tras recibir un centro de Cuadrado.

A partir de ese momento, en cierta medida inesperado, el equipo que conduce Reinaldo Rueda se replegó para cuidar el resultado. La defensa estuvo a la altura de las circunstancias. Neymar esta vez no encontró espacio para el lucimiento ni para abrir el cerrojo de una Colombia que apostó al contrataque de Rafael Santos Borré y Duván Zapata.

El segundo tiempo

La situación no se modificó durante buena parte del segundo tiempo. El dominio brasileño se chocó con Yerry Mina y Dávinson Sánchez en el área colombiana. Los locales tuvieron que esperar hasta los 20 minutos del complemento para inquietar a Ospina. Richarlison asistió de taco a Neymar. El astro del PSG logró eludir a David Ospina pero su disparo se estrelló en el madero. Catorce minutos más tarde llegó la discutida paridad. El 1-1 tuvo un inocultable efecto emocional en los colombianos. Brasil creció y cuando Pitana se aprestaba a colocarse el silbato en la boca para dar por terminado el encuentro, apareció Casemiro de la nada para cambiar el curso de los acontecimientos.

Noticias relacionadas

Neymar fue una sombra en relación a sus dos primeras presentaciones. Se lo notó poco concentrado en el juego y perdió un número importante de balones, algo que no le suele suceder. Se lo vio, además, en su peor faceta peleadora. Reclamó decisiones del árbitro y tuvo más de un encontronazo con los jugadores colombianos, después de haber recibido alguna falta. A pesar de no haber estado en su acostumbrado nivel, pateó el tiro de esquina que Casemiro conectó con su cabeza milagrosa cuando el partido parecía cerrar con un empate.

"Llegaron una vez, marcaron un gol y se quedaron atrás. Sabemos la calidad de Colombia, el rival siempre es muy difícil. Tenemos que valorar al equipo contrario", dijo el volante del Real Madrid. El seleccionado, destacó, logró sobreponerse a la adversidad. Casemiro dio a entender no puede quedarse sin el torneo que ha organizado a las apuradas. "Tenemos que ganar la Copa América, pero nuestro pensamiento también está por delante. Debemos formar un gran grupo para el Mundial".