'NO LAS LLAMES CHICAS, LLÁMALAS FUTBOLISTAS'

Miedo y asco en el fútbol femenino

  • Danae Boronat aflora en ‘No las llames chicas, llámalas futbolistas’ las actitudes machistas y homófobas de Ignacio Quereda, exseleccionador español femenino

  • La presentadora cree que "el Madrid se apunta al fútbol femenino porque el Barça destaca", pero considera que el club blanco no cree en él 

Danae Boronat.

Danae Boronat. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

'No las llames chicas, llámalas futbolistas', radiografía del fútbol femenino en España de Danae Boronat, ha sacado a la luz las prácticas del exseleccionador español, Ignacio Quereda. Su repercusión ha sido mucho mayor que en 2015, cuando las internacionales españolas mandaron una carta pidiendo su dimisión. En parte porque las actitudes machistas y homófobas que recoge el libro son más fuertes que las pinceladas que se deslizaron sobre Quereda hace seis años y en parte porque la mirada social ha cambiado.

"Las dos cosas", reconoce Boronat. "Ellas hay muchas cosas que la mayoría de testimonios no habían contado nunca por miedo a represalias y vergüenza. Claro que hay cambio de mentalidad. Ahora han perdido el miedo por el tiempo y porque es evidente que las mujeres ya no aceptamos comentarios y actitudes que ahora no se pasan. Hay muchos Queredas en el fútbol femenino. No es un caso aislado ni único. Ha habido y hay".

Vicky Losada, capitana del Barça, cuenta en el libro como Quereda dijo "quiero erradicar el lesbianismo y los malos hábitos" y les dio a "entender si exponían públicamente su condición sexual, podía llegar a tener consecuencias deportivas". "Esta lo que necesita es que le metan una guindilla por el culo" y "a ti lo que te hace falta es un buen macho" eran algunas de las perlas que soltaba. A Marta Corredera le levantaba la camiseta constantemente para mirar si llevaba el piercing del ombligo. "¿Tú sabes cómo fecundan los gallos a las gallinas?", le dijo a Alicia Fuentes, que entonces tenía 17 años, mientras le pellizcaba el culo en un ascensor.

27 años de impunidad

La presentadora de Movistar Plus considera que si Quereda pudo ejercer con impunidad y pese a los pésimos resultados deportivos durante 27 años hasta que fue destituido en 2015 era porque a la Federación ya le iba bien tener a alguien así. "No es que no les importaran las jugadoras a nivel humano sino también que no les interesaba escucharlas porque pedirían más. Si sabían que eran la última mierda no pedirán mejores entrenadores, mejores condiciones, mejores primas". Tras el revuelo generado por el libro una jugadora le dijo que "sacar esta mierda ahora perjudica más que beneficia". Algo en lo que la periodista discrepa. "Es hora de contar que nadie las ha ayudado. Para mantenerse y crecer se tienen que erradicar conductas menosprecio en clubes, entrenadores y políticos".

Danae Boronat.

/ JORDI COTRINA

Aunque había habido mujeres narrando otras disciplinas deportivas, ella fue la primera mujer en narrar en TV un partido de la Liga. "El fútbol era uno de los últimos reductos que los hombres se resistían a ceder tanto para que las mujeres lo protagonizaran como explicaran". El primer Mundial femenino no llegó hasta 1991, 71 años después del masculino. Igual ayuda a entenderlo las palabras de Joseph Blatter, que estuvo a los mandos de la FIFA durante 34 años, primero como secretario general y luego como presidente de la FIFA, que creía que la fórmula para que hubiera más interés en el fútbol femenino es que lucieran "shorts más apretados".

La importancia de los referentes

La falta de referentes, de medios, los contratos precarios, en B o que prohibían quedarse embarazadas explicarían también el estancamiento en España durante tantos años. "Cuando no has tenido referentes no te planetas ser algo que no has visto nunca. Muchas me dicen que no habían visto nunca a una mujer jugando a fútbol". En 2019, en el primer Mundial desde el despido de Quereda, la selección española alcanzó los octavos y tuteó a la todopoderosa EEUU. "Las audiencias que tuvimos en 'Gol' demostraron que la gente estaba interesada si lo vendes igual que el fútbol masculino".

Noticias relacionadas

El libro destaca como el Mundial, junto a la apuesta del Atlético y del Barça, han hecho acelerar el crecimiento del fútbol femenino en España. "En los últimos 5-6 años se ha avanzando más que en los últimos 30". El Madrid también se sumó el año pasado al absorber el Tacón FC, aunque Boronat considera que el conjunto blanco "no cree" en el fútbol femenino. "El Madrid se apunta porque el Barça destaca".

Un año después del primer convenio colectivo (que llegó tras quinientos días de negociaciones y una huelga), la próxima temporada será la primera en la que la Liga será profesional. La clave del futuro pasa para Boronat por conseguir acuerdos de patrocinio como el que ha logrado el Barça con Stanley. "Es una empresa americana y ve lo que el fútbol femenino genera ahí. Aquí cuesta más: he hablado con gente de marketing y dicen que las empresas se llenan la boca con igualdad y paridad pero cuando tienen que poner la pasta no lo hacen".