24 feb 2020

Ir a contenido

víctima en Arabia

Centenares de personas dan el último adiós a Gonçalves

El cuerpo del piloto portugués fallecido en el Dakar llegó a Oporto y este viernes será enterrado

Paulo Gonçalves, durante el Dakar 2020.

Paulo Gonçalves, durante el Dakar 2020. / Europa Press

El cuerpo sin vida de Paulo Gonçalves, el piloto portugués que falleció en un accidente el 12 de enero en el rally Dakar, llegó este jueves al aeropuerto de la ciudad lusa de Oporto, desde donde un cortejo fúnebre, arropado por centenares de personas y motoristas, le trasladará a Esposende, su ciudad natal.

El cuerpo del piloto permanecerá en una capilla ardiente en Esposende (norte del país) hasta este viernes, cuando será enterrado en la vecina localidad de Gemeses, donde Gonçalves residía con su mujer y sus dos hijos.

Además de ser uno de los veteranos y de los más respetados en la caravana del Dakar, Paulo Gonçalves, de 40 años, era un "ídolo" en la comarca de Esposende, debido a "su humildad", como destacó en los últimos días el alcalde, Benjamin Pereira.

Gonçalves, miembro del equipo Hero, se proclamó campeón del mundo del rally todo terreno en el 2013 y quedó en segundo puesto en motos en el Dakar del 2015.