14 ago 2020

Ir a contenido

El Barça y el Madrid saldrán hacia el Camp Nou desde el mismo hotel

Los dos clubes aceptan la propuesta de los Mossos para garantizar la llegada de los jugadores al estadio

Guillem Sànchez

Mosaico en el Camp Nou.

Mosaico en el Camp Nou. / JORDI COTRINA

Las movilizaciones convocadas por la plataforma independentista Tsunami Democràtic para aprovechar el miércoles la disputa del Clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid en el Camp Nou como altavoz de sus reivindicaciones han obligado a modificar por completo los hábitos de ambos equipos en las horas previas al partido, programado para las 20,00 horas. Tanto los azulgranas como los blancos se concentrarán antes del encuentro en el Hotel Sofía, propiedad del exvicepresidente deportivo del Barça Jordi Mestre, y de allí partirán hacia el estadio en dos autocares aprovechando el espacio de seguridad habilitado por los Mossos d’Esquadra.

La decisión de agrupar a las dos plantillas y al equipo arbitral en el mismo hotel, situado a solo 500 metros del Camp Nou, se tomó a partir de una recomendación expresa de la policía catalana, según relataron fuentes consultadas por EL PERIÓDICO. En principio, el Real Madrid tenía previsto viajar el mismo miércoles por la mañana y alojarse en el Hotel Rey Juan Carlos I, como tiene por costumbre cada vez que visita Barcelona, pero los Mossos convencieron al club blanco para que cambiara el lugar de concentración a fin de facilitar el trabajo policial.

Dependencias separadas

También el Barça aceptó la propuesta de los responsables del dispositivo de seguridad. Así, en lugar de dirigirse al estadio en sus propios vehículos un par de horas antes del partido, que es lo que suelen hacer, los jugadores barcelonistas llegarán al Hotel Sofía antes de comer. Una vez allí, utilizarán unas dependencias separadas de las que acogerán a la delegación madridista, de manera que ambos equipos no tendrán que compartir espacios.

Desde primera hora, los Mossos despejarán la zona que se extiende entre el hotel y el Camp Nou, restringiendo al máximo la circulación y controlando todos los movimientos, de manera que los manifestantes que acudan a la llamada de Tsunami Democràtic, cuya movilización está convocada a las 16,00 horas, no podrán interferir el paso de los autocares que trasladarán a los futbolistas y al cuarteto arbitral. No habrá un convoy conjunto, así que el Barça y el Real Madrid podrán salir hacia el campo en el momento en que lo consideren oportuno.