Ir a contenido

Mundial femenino de fútbol

EEUU espera en octavos a una España con ansias de gol

La favorita superó a Suecia, consiguiendo el primer puesto de su grupo y convirtiéndose en rival de La Roja en octavos

Mamen Hidalgo

Marta Corredera y Li Yang pugnan por un balón durante el partido China-España.

Marta Corredera y Li Yang pugnan por un balón durante el partido China-España. / bernadett szabo (AFP)

El sueño de España en el Mundial femenino de fútbol se ha encontrado por el camino con el obstáculo más duro de superar. Futbolistas, atletas, un equipo contundente y ambicioso y con grandes individualidades amenazan la presencia de la selección en los cuartos de final. El equipo de Alex Morgan, que viene de arrasar a sus rivales en la primera fase del campeonato, exige al combinado de Jorge Vilda a dar su mejor versión y esperar que las norteamericanas no tengan su mejor día. Grandes favoritas para llevarse el título, la clave, dicen las jugadoras, será estar al 200%.

Estados Unidos superó a Suecia en el tercer encuentro de la primera fase y se situó en primer lugar de su grupo provocando el cruce que todos en la concentración de la selección española esperaban. El miedo no es una opción, pero respetan a un equipo que ha sido tres veces campeón del mundo y que va más allá de lo futbolístico. "Son atletas, son gente que físicamente está preparada por una base que nosotras no hemos tenido la suerte de tener", explicó Jenni Hermoso en rueda de prensa. "Más que futbolistas, son físicamente increíbles. Y si les juntas la técnica ya son un equipo difícil de parar. Tendremos que estar al 200% o no tendremos opciones de conseguir la victoria", dijo, asimilando que quedaban días de duro trabajo con el objetivo de pararlas el próximo lunes en Reims.

"Hay que ponerse el mono de trabajo", añadió la portera Sandra Paños. "Debemos hacer un buen partido. Ellas van a tope en cada acción e intentan machacar al rival. Ya lo vimos cuando quiso meterle más goles a Tailandia en el primer partido. Tienen una ambición muy positiva que les hace un equipo muy superior".

España llegará a la cita con tres días más de descanso, algo que agradecen para poder descansar mentalmente, recuperar jugadoras y mejorar aspectos que se han convertido en una carencia. Como la falta de gol. A Jenni Hermoso, que logró un doblete de penalti en el encuentro del debut, no le obsesiona especialmente. "Te ronda por la cabeza que si haces gol tu equipo puede ganar, te imaginas las jugadas, pero no llega a ser una obsesión", explicaba la delantera colchonera. "Hacemos muchas ocasiones pero no las materializamos. Llegará el día en el que entren todas porque trabajamos mucho para ello. Tenemos incertidumbre pero lo tenemos que tomar como algo más natural. La gente dice que no tiramos a puerta. Son rachas. Esto es mucho de azar y de estar con la puntería un poco más fina. Un día nos entrarán todas".

La historia tiene una nueva cita el lunes, y las futbolistas quieren dar ese paso para el fútbol femenino español. "Estamos orgullosas de lo que hemos hecho, vamos a dormir tranquilas pero obviamente queremos ganar. Si pasamos a cuartos vamos a vivir otro hecho histórico", concluía Jenni Hermoso.