PARTIDO HISTÓRICO EN EL MINIESTADI

Entrevista a Sandra Paños: "Pensar en un Miniestadi lleno me pone la piel de gallina"

La portera del Barça explica sus sensaciones a pocas horas de jugarse el pase a la final de la Champions

Sandra Paños, portera del Barça femenino, en la ciudad deportiva Jon Gamper.

Sandra Paños, portera del Barça femenino, en la ciudad deportiva Jon Gamper. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

En una temporada que no empezó bien, el Barça femenino está a un solo paso de lograr algo histórico: clasificarse para la final de la Champions. El 0-1 logrado en la ida ante el Bayern de Múnich convierte a las azulgranas en favoritas este domingo (12.00 horas), en un Miniestadi que se prevé lleno, para estar en Budapest el 18 de mayo. Que lo consiga o no pasa en gran medida por Sandra Paños (Alicante, 1992), la niña que apuntaba a karateca hasta que los genes de su padre, Luis Ernesto, que jugó en Primera con el Hércules en los años 80, la encaminaron hacia los campos de fútbol. Séptima mejor portera del mundo según la IFFHS, Paños tiene la final en sus manos.

Si mantiene su puerta a cero, están en la final. ¿Siente una presión especial? No, al final depende del equipo que encajemos goles o no, del trabajo defensivo de todas, desde la portera a la delantera. Tenemos que afrontar el partido como lo hicimos en Múnich: serias, contundentes e intentando jugar a nuestro estilo.

¿Qué significaría alcanzar la final? Creo que no somos conscientes de lo que supondría. Es un sueño y una recompensa a todo el trabajo del año, que ha sido bastante complicado para nuestro equipo. Hay que disfrutar del momento, es algo histórico, y sobre todo guardarlo como experiencia para que en el futuro estemos más veces en esta situación.

¿Qué partido se imagina? Tenemos que estar igual que en Múnich, cometiendo menos pérdidas en el centro del campo, pero con la misma ambición de llevarnos el partido. Creo que el Bayern cambiará bastante su manera de jugar. Tiene que venir al Miniestadi a meter goles y quizá su sistema sea un poco más atrevido y agresivo.

Desde el debut en esta Champions, cuando perdieron contra pronóstico en Kazajistán por 3-1, nadie le ha podido marcar un gol. El equipo compite muy bien en este torneo. Sabemos lo importante que es no encajar goles en la Champions y vamos siempre con esa idea. Tras aquella derrota, inesperada también para nosotras, este equipo lo ha ido haciendo cada vez mejor.

"Esta competición se nos da bien. Cuando nos ponemos la mentalidad de Champions, el equipo, no sé por qué, pero cambia"

La trayectoria del Barça es claramente ascendente, también en la Liga. De no ser por los empates de principio de temporada la tendrían en el bolsillo. Al principio del curso estábamos más dubitativas, no terminábamos de encontrar el engranaje para que todo el mundo jugara a lo mismo. A partir de enero hubo un cambio de mentalidad, individual y colectivo, que nos ha hecho ir a más. Esta es la línea a seguir cara al futuro. 

Desde que llegó al Barça en el 2015 la trayectoria en la Champions es espectacular: cuartos, semifinales, cuartos y, ahora, en puertas de la final. ¿A qué se debe esta progresión? Se nos da bien esta competición. La manera de competir es totalmente diferente. Cuando nos ponemos la mentalidad de Champions, el equipo, no sé cómo, pero cambia. También influye mucho la suerte en los cruces, y este año nos ha favorecido en algún momento. Hay que saber aprovechar las oportunidades.

Paños, con el balón de la Champions, ayer en la ciudad deportiva. / FERRAN NADEU

En los cursos anteriores se les cruzaron los grandes de Europa. Sí, hace dos años nos enfrentamos en semifinales a un PSG que era de los top e hicimos un gran papel, y también el año pasado en cuartos contra el Olympique de Lyón. Competir bien contra clubs con más historia en el futbol femenino que tú, que tienen mejores jugadoras que tú, te da un plus de motivación. Ves que no están tan lejos, y cuando te enfrentas a ellos quieres demostrar que la diferencia de nivel se está reduciendo. Todo eso nos ha hecho ganar confianza y que los rivales nos tengan más respeto.

"Hemos despertado la atención de golpe. El crecimiento ha sido enorme. Hace pocos años todo esto era impensable"

¿Qué le parece el boom mediático del fútbol femenino? Nosotras trabajamos día a día por conseguir esto. Quizá hemos despertado la atención de golpe, pero nuestra evolución ha sido bastante más progresiva. Desde que vine aquí he visto un crecimiento enorme, en parte gracias al Mundial del 2015. El club está apostando por nuestra sección y se nota en muchos sentidos. Poco a poco iremos creciendo, incluso hasta llegar a ser profesionales.

¿Notan más respeto hacia el fútbol femenino? Que cada fin de semana se emitan varios partidos está siendo de gran ayuda para que la gente vea que el fútbol femenino es fútbol, no es femenino. No sé si más respeto, pero vas por la calle y a veces te conocen, es bonito. Hace pocos años era impensable que pudiese pasar esto. Nuestra generación sigue construyendo para que esto vaya para arriba.

El Miniestadi se llenará por tercera vez desde que usted milita en el Barça. Me lo dice y se me pone la piel de gallina. Nos encantaría que fuera así todos los fines de semana, aunque sabemos que llegar a la afición del Barça es complicado. Si se llena ya será algo histórico, y si se logra pasar a la final será una gran fiesta.

"¿Jugar en el Camp Nou? Ojalá todos los días el Mini estuviera lleno, pero no es así. Debe ser algo progresivo. El Camp Nou no son 68.000 personas, sino 90.000"

Te puede interesar

San Mamés, el Wanda, Mestalla, Cornellà... ¿Para cuándo el Camp Nou? Creo que debe ser algo progresivo. Ojalá todos los días el Miniestadi estuviera lleno o con un aforo bastante abundante, a nosotras nos encantaría, pero no se da el caso. El Camp Nou no son 68.000 personas, son 90.000. Cuando el club lo abra no será para algo puntual. 

¿Han recibido algún mensaje del equipo masculino? No, pero he escuchado que [Ernesto] Valverde quiere venir al partido. Sería superpositivo, nos encantaría verle animándonos.