Ir a contenido

DERBI EN LA PREMIER

Guardiola tumba a Mourinho (3-1)

Los arranques aplastantes del City del primer y segundo tiempo rompen al United

Enric Gil

Gundogan celebra sobre la montaña de futbolistas el 3-1 ante el United.

Gundogan celebra sobre la montaña de futbolistas el 3-1 ante el United.

El City no gana los partidos en los últimos minutos, los gana en los primeros. Guardiola es un entrenador que no quiere sorpresas y sus hombres arrancan los encuentros como si se estuvieran acabando. Es así como el de Santpedor le ganó la partida este domingo a Mourinho (3-1), que ve como los 'cityzens' se alejan 12 puntos a la clasificación y el título de liga se complica.

El portugués consideró que el calendario, con tres partidos como visitantes seguidos, condicionó su rendimiento, pero estuvo más optimista que de costumbre: “Hicimos un buen partido, estoy con mis jugadores, estamos unidos y no estamos afectados”. Palabras que podría haber suscrito el mismo Guardiola que alabó el trabajo de su equipo y reconoció que los arranques fueron claves para la victoria.

Enchufados

El partido empezó sin sorpresas: el City muy enchufado y el United demasiado frío. Arranque con un vendaval ofensivo de los de Guardiola que a los 11 minutos se cobraron el primer gol gracias a un fino David Silva, que convirtió un centro de Bernardo des de la frontal del área chica. El gozo de los aficionados locales fue dulce sobretodo en el primer cuarto de hora. Progresivamente el United recuperó su compostura y, bien organizado, se aproximó con cierto peligro, aunque sin acierto en el remate final.

Los locales desbordan

Pero el arranque de los de Guardiola en el segundo tiempo volvió a desbordar. Esta vez fue el Kun Agüero quien rompió la red culminando una pared con el fichaje del verano de los cityzens, Mahrez. Toque de atención para un United blando: es el cuarto equipo de la Premier que recibe más goles en los primeros minutos.

Mourinho reaccionó sacando a Lukaku, que en su primera intervención provocó un penalti que transformó Martial. Los diablos rojos soñaban con una remontada como la de la temporada pasada y cierto es que la lucharon, pero Guardiola es de los que aprende de los errores y no lo permitió, con una buena colocación defensiva y aciertos en los cambios: Sané puso el dinamismo y Gündogan la sentencia, a cinco para el final.

Con el 3-1, el Etihad rugió con gritos de “campeones” y hurgó en la herida del rival ciudadano, recordándole que ahora mismo el City es el mejor equipo de la Premier. Una máquina de ganar que le consolida en la primera posición, muy por delante de un United de Mourinho demasiado tierno. El fútbol reactivo del portugués no pudo con el fútbol propositivo del catalán. Una distancia de puntos y de nivel quizás demasiada basta para reconducirla.

Manchester City, 3-Manchester United, 1

Manchester City: Ederson; Walker, Stones, Laporte, Mendy; Fernandinho, Silva (Foden, m. 91), Bernardo; Mahrez (Sané, m. 61), Sterling, Agüero (Gündogan, m. 74).

Manchester United: De Gea; Young, Lindelof, Smalling, Shaw; Matic, Herrera (Mata, m. 72’), Fellaini; Lingard (Lukaku, m. 56), Rashford (Alexis, m. 72), Martial.

Goles: 1-0 (m. 11) David Silva recoge un centro de Bernardo y marca des de la frontal del área chica. 2-0 (m. 47) Sergio Agüero culmina una pared con Mahrez con un chut ajustado al palo del portero. 2-1 (m. 57) Martial transforma un penalti provocado por Lukaku en su primera intervención. 3-1 (m. 85) Gündogan culmina una larga jugada de pases del City con un chut des del interior del área.

Árbitro: Anthony Taylor.

Tarjetas: Bernardo (m. 33), Shaw (m. 42)

Estadio: Etihad Stadium.