Ir a contenido

ANÁLISIS

Un error de Alves allana el camino del Madrid

Zidane se revitaliza en la Champions y Emery fracasa al caer otra vez en octavos tras 400 millones gastados en fichajes

Carlos F. Marcote / Joan Domènech

Varane y Cristiano se felicitan; al fondo, Alves y Thiago Silva.

Varane y Cristiano se felicitan; al fondo, Alves y Thiago Silva. / CHRISTOPHE SIMON

El Madrid ganó en la ida y en la vuelta. El vigente campeón se mostró tan superior en el marcador como en el césped ante un PSG que solo es un cualificado aspirante en las apuestas. El segundo duelo de la eliminatoria señaló a muchos futbolistas y cambió el futuro de los entrenadores. Zinedine Zidane salió reforzado en la Champions en una pésima temporada en las competiciones españolas y Unai Emery quedó sentenciado a ojos de Nasser Al-Khelaifi, el jeque propietario del PSG.   

LA CARA Y LA CRUZ

Alves condena a sus compañeros

Alves y Kovacic pugnan por un balón / BENOIT TESSIER (REUTERS)

El PSG quería marcar el segundo gol antes que el primero, y la precipitación tiñó todas las acciones de sus futbolistas. La pérdida de Alves ante Marco Asensio en un intento de pase de mucho riesgo en el centro del campo resumió la crispación del cuadro local. El error del defensa brasileño condenó al equipo antes de tiempo.

La pasividad de Alves para intentar quitarle la pelota a Asensio también fue sintomática y contrastó con la ira de Verratti, que se ganó la expulsión. Las carreras de Mbappé dejaron de tener sentido ni para mantener la ilusión.  El delantero fue el mejor. Sin embargo, Emery le sustituyó por Diarra para que el centrocampista evitara una debacle escandalosa.

Kovacic se  gana el respeto

Sin Modric ni Kroos a punto para dar la réplica adecuada a los centrocampistas del PSG en un partido tan relevante, Zinedine Zidane confió en Kovacic para complementarse con Casemiro por delante de la defensa y su labor resultó impecable a la hora de desactivar los intentos de profundizar del PSG por el centro.

El Madrid celebra el gol de rebote de Casemiro / THOMAS samson (aFp)

Tras un comienzo con alguna duda, no tardó en coger el sitio y destacó ante todo a la hora de robar balones a los contrarios. Hasta media docena de ellos arrebató en el primer tiempo en las inmediaciones del área cuando la situación amenazaba de verdadera gravedad. También dio buena salida a la pelota hasta que fue sustituido por Kroos en el minuto 71.

LOS ENTRENADORES

Emery queda sentenciado

No le bastará a Unai Emery con conquistar todos los títulos franceses. El PSG ya lo conseguía con Laurent Blanc. El salto de calidad que debía dar el equipo en Europa por la inversión efectuada ha sido un paso atrásLos 400 millones gastados por Neymar y Mbappé no han permitido al PSG ir más allá de los octavos de final. La misma estancia donde cayó el año pasado.

Emery felicita a Motta al sustituirle / ETIENNe LAURENT (eFE)

Si ante el Barça fue eliminado con un ridículo histórico, víctima de una remontada única (perdió 6-1 tras haber ganado 4-0), esta vez la frustración presidió una derrota que se consumó en casa. El equipo fue incapaz de insinuar siquiera cierta capacidad para inquietar al Madrid, mucho menos de eliminarle.

Zidane vuelve a acertar

Zidane se lamenta de un error / CHRISTOPHE ENA (AP)

Fue consecuente el técnico blanco para tomar las decisiones correctas con el objetivo de progresar de la manera más sencilla hacia cuartos. No corrió riesgos con Kroos y Modric y no tuvo miramientos para volver a dejar a Bale e Isco en el banquillo. Tampoco tuvo ninguna duda a la hora de dar la alternativa definitiva en la formación titular a gente como Lucas, Asensio y Kovacic para desplegarse con un claro y efectivo 4-4-2 que se atragantó al PSG sin solución.

Los dos primeros fueron los grandes artífices de la reacción en el partido de ida y aparecieron de nuevo para fabricar el tanto de Ronaldo que apuntilló al cuadro parisino. El croata resultó esencial con su oportunismo para el robo.