Descomunal rajada de Pichu Cuéllar contra un periodista

El guardameta del Sporting insultó a viva voz a un reportero por acusarle de encararse con la afición de la Coruña

Descomunal rajada de Pichu Cuéllar contra un periodista

EL PERIÓDICO

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

Iván 'el Pichu' Cuéllar, portero del Sporting de Gijón, tuvo un encontronazo este lunes en rueda de prensa por una acción que tuvo lugar antes del partido que debía enfrentar al Deportivo de La Coruña y al conjunto gijonés este sábado. Al guardameta no le tocaba comparecer ante los medios pero pidió hacerlo voluntariamente para defenderse de una acusación del medio 'La Nueva España', según indica el portal web 'Vavel'.

El medio publicó que el guardameta lanzó miradas desafiantes a la afición de La Coruña al bajarse del autobús de su equipo pero en realidad el portero miraba a un aficionado al que le estaba dando un ataque de epilepsia. Seguidamente, se puede apreciar en el vídeo como un médico del equipo asturiano va corriendo a ayudar al hincha gallego.

En la rueda de prensa, Cuéllar estalló airadamente y le habló directamente al periodista. "Cada uno pone la información como le sale de los cojones. ¿Te parece bonito jugar con la salud de una persona?¿Mandas un vídeo y no pones que a una persona le está dando un ataque epiléptico?Permíteme el lujo de decirte que eres un idiota. Y no es ningún insulto, es un adjetivo aclificativo. Es lo que tú haces: eres un idiota", le recriminó. Acto seguido, el guardameta sentenció de manera contundente. "Me preocupo de una persona a la que le está dando un ataque epiléptico y, ¿me estás diciendo que yo me enfrento? Es de ser un hijo de puta. No estoy para que me toquéis los cojones". 

Finalizada la declaración, 'el Pichu' se marchó sin admitir ninguna pregunta. No era el jugador que tenía que aparecer en la sala de prensa de Mareo, pero fue el propio guardameta quien pidió hablar.

Noticias relacionadas

Esa reacción de Cuéllar ha provocado mucha polémica, recogiendo, al mismo tiempo, apoyos por parte de algunos futbolistas, como es el caso de Arbeloa, quien le ha calificado de "crack".