FRIEDL DICKER

Artista y educadora en el gueto de Terezín. 1898-1944

FRIEDL DICKER
1
Se lee en minutos
Núria Navarro

Su padre, un empleado judío de papelería, la aprovisionó pronto de materiales para pintar. Tras graduarse en fotografía en Viena y estudiar música con Schömberg, llegó a la escuela en 1919, hizo decorados para teatro, encuadernaciones, interiorismo y esculturas. "Era el prototipo de la Bauhaus de Weimar", según Josenia Hervás.

Noticias relacionadas

En aquella etapa, la ultraderecha les cosía a denuncias por considerar que "los judíos y los extranjeros" relegaban a los alemanes a un segundo plano. Se abrió una investigación y los funcionarios, que concluyeron que era un fake, señalaron que "incluso había una chica (judía) muy generosa, que tenía una beca". "Estoy convencida de que era Friedl", opina Hervás.

En 1926, montó junto a su compañero de clase Franz Singer el Atelier Singer-Dicker, autores de un modernísimo pabellón para una condesa de Viena, un club de tenis y un parvulario Montesori. Afiliada al partido comunista desde 1930 y encarcelada tras encontrar documentos comprometidos en un registro en su domicilio, huyó a Praga y se casó con Pavel Brandeis. Tras rechazar una visa para Palestina, acabó en el gueto de Terezín, donde enseñó dibujo a 600 niños antes de ser deportada y gaseada en Auschwitz.