Patrocina:

Movilidad y valores ambientales

Una Zona Franca conectada y dinámica

En el marco del BNEW, el CZFB impulsa un vertical para reflexionar sobre el futuro del transporte en Barcelona. En el encuentro se debatirán cuestiones como la transición energética hacia la era del coche eléctrico

El CZFB apuesta de forma decidida por los ODSde la Agenda 2030 de la ONU

Una Zona Franca conectada y dinámica
6
Se lee en minutos
Lara Bau

El sector privado y el público están decididos a encontrar las mejores soluciones de movilidad para Barcelona, una ciudad densamente poblada y con importantes retos por delante en cuanto al fomento del transporte público y la movilidad activa, en detrimento del tráfico rodado

En el propósito para cambiar el devenir de la ciudad y vincularse con los Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Agenda 2030 de las Naciones Unidas (ODS), destacan las acciones llevadas a cabo por el Consorci de la Zona Franca (CZFB), un actor relevante en la ciudad en materia de dinamización de la actividad económica e industrial y entre cuyos objetivos está el de controlar las emisiones de las empresas instaladas en el polígono del extremo de la capital catalana y la logística derivada. 

En su estrategia, renovada el 2019 para hacer frente a los retos de futuro, el CZFB integró valores como la innovación, la sostenibilidad y la generación de negocio. Son factores que cobran especial valor si consideramos el peso del transporte en las emisiones totales de efecto invernadero en España: representa el 27% de las emisiones, seguida de las actividades industriales (21%), la agricultura (14%) y la generación de electricidad (12%), según el Informe de Inventario Nacional de los GEI emitido en marzo de este año. De esta forma, la entidad sitúa los ODS en el centro de sus actividades, con el objetivo de ser referentes en su implementación en el ámbito industrial y empresarial. 

Sin ir más lejos, la movilidad sostenible será un asunto central en la Barcelona New Economy Week (BNEW) 2022, el evento de referencia de la nueva economía impulsado por el Consorci, que se celebrará del 3 al 6 de octubre. En la vertical de movilidad se tratarán y debatirán cuestiones como las 'smart cities', los modelos de futuro para el tráfico urbano, las tendencias en movilidad urbana, la importancia de las redes inteligentes y conectadas, el futuro del ferrocarril, la transición energética hacia la era del coche eléctrico o las plataformas digitales para la movilidad ciudadana, entre otras temáticas. El evento tendrá lugar en el DFactory Barcelona, un espacio pionero en materia de industria 4.0., preparado para el desarrollo de una economía más digital y sostenible. 

Eso sí, BNEW tendrá carácter híbrido: es un encuentro físico que se apoya en una plataforma digital para facilitar la presencia de personas de todo el mundo. Además de la movilidad, se abordarán cuestiones como el sector inmobiliario, la industria digital, el talento, la sostenibilidad, las inversiones y la experiencia, todos ellos con un denominador común: la nueva economía. Está prevista la participación de 400 empresas y 12.000 asistentes de 145 países.

Conexión con la ciudad

La Zona Franca, un espacio que ocupa el 6% del término municipal de Barcelona, ha visto mejorado recientemente su enlace con otras zonas de la ciudad con la llegada de la línea L10 Sud del metro, tras la apertura el pasado noviembre de las estaciones de Port Comercial-La Factoria, Ecoparc y ZAL-Riu Vell, que se incorporaban a la estación Zona Franca, inaugurada en febrero de 2021. 

Con ello, este sistema de transporte público consolida su llegada a este destacado enclave de actividad industrial y logística de la capital catalana. Con la vista puesta en el futuro, está proyectada la extensión de esta línea hasta el extremo septentrional del polígono, correspondiente a El Prat de Llobregat, en la estación de Polígon Pratenc

Además de asegurar la conexión en metro, destaca la apuesta de la entidad por la movilidad compartida. La Zona Franca alberga la primera planta certificada de hidrógeno verde de uso público en España, impulsada con el apoyo de CZFB. Gestionada por Iberdrola, abastece con este combustible a los autobuses de TMB y demás flotas de vehículos eléctricos de pila de hidrógeno para el transporte de viajeros y mercancías en el área de Barcelona. De esta forma, la entidad busca impulsar el fomento de la energía sostenible a través del hidrógeno verde, que proviene de la transformación de energías renovables y asegura cero emisiones de gases de efecto invernadero desde su producción hasta su consumo por parte de los vehículos. Esta hidrogenera también está preparada para suministrar hidrógeno verde libre de emisiones a trenes. A través de esta plataforma se ha sellado un acuerdo entre Iberdrola y el Grupo CAF para impulsar a escala global el transporte ferroviario y de pasajeros con este combustible. 

Dentro del polígono

Sin embargo, aún queda trabajo por hacer en materia de movilidad sostenible más allá del transporte público de la ciudad, especialmente en los transportes dentro del polígono industrial. En este sentido, destaca la implicación de la entidad con el ODS 11, centrado en crear ciudades y comunidades seguras, resilientes y sostenibles, y a través del cual CZFB ha desarrollado una política de fomento de la movilidad sostenible en la Zona Franca de Barcelona. Se trata de un propósito que se ha posicionado como pilar estratégico dentro de su plan de integración urbana y sostenibilidad medioambiental, el cual plantea –entre otros proyectos estratégicos– mejorar la movilidad en el Polígono Industrial de la Zona Franca (PIZF) con un plan de remodelación de aceras y carriles bici, además de introducir patinetes eléctricos para evitar desplazamientos en coche.

A través de este plan, ha adaptado el espacio público para el paso de los peatones con la remodelación de aceras, trabaja en la prolongación del carril bici, que ya dispone de más de 2 km de extensión en el polígono industrial, busca impulsar del uso del patinete eléctrico y en el desarrollo de una aplicación para fomentar la movilidad compartida. 

Vehículos autónomos

Noticias relacionadas

En su labor para ser un referente en materia de innovación en el sector empresarial e industrial, el Consorci tiene un papel relevante en el desarrollo de los vehículos autónomos en España. Especialmente si tenemos en cuenta la ubicación estratégica de la Zona Franca y el peso que tradicionalmente ha tenido el sector de la automoción en su área industrial. Para ello, participa activamente en el desarrollo del proyecto tractor del vehículo conectado, en el marco del PERTE, el Proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica. 

El diseño y el desarrollo de elementos de conectividad para los vehículos autónomos son un reto estratégico para el conjunto de la industria de la automoción y la movilidad. La Zona Franca forma parte del proyecto, proponiendo dos circuitos en un área industrial, sostenible, intermodal y digital y poniendo su infraestructura al servicio de este laboratorio. Este entorno, con la presencia tanto de grandes empresas como de pymes, permitirá explorar la necesidad de la movilidad conectada que la industria requiere y, a su vez, realizar las pruebas de concepto en un entorno real, basado en casos de uso que puedan trasladarse al mercado. Con el proyecto tractor del vehículo conectado, en el que participan el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y diferentes administraciones autonómicas y locales, además del Consorcio de la Zona Franca de Vigo, España quiere asegurarse un papel de liderazgo en esta transformación. Los proyectos del PERTE apuestan por un modelo de colaboración público-privada para compartir el conocimiento, tecnológico, de negocio y de movilidad conectada, autónoma, sostenible y segura.