Vídeo de la misión

Así se ha lanzado el cohete supersónico más potente de Catalunya

La misión, diseñada por estudiantes de la Universitat Politècnica de Catalunya, despegó el pasado 30 de noviembre

El vehículo se alzó hasta alcanzar 7,8 kilómetros de altura, llegó a una velocidad de 1.900 kilómetros por hora y, finalmente, se desplomó en el mar

Lanzamiento de la misión Bondar, el cohete supersónico más potente de la historia de Catalunya

UPC

Valentina Raffio

Valentina Raffio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Su nombre es Bondar, mide 2,60 metros de altura, pesa 33 kilogramos y, desde el pasado 30 de noviembre, es el cohete supersónico más potente construido hasta ahora en Catalunya y el más potente de España diseñado por universitarios. Sus creadores son un equipo de estudiantes de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) que se presentan bajo el nombre de Cosmic Research y que, hoy por hoy, también presumen de ser una de las asociaciones estudiantiles del sector espacial más importantes de toda España. Tras años de trabajo, e innumerables horas dedicadas a este proyecto, los impulsores de esta iniciativa relatan con entusiasmo cómo fue el despegue de este vehículo espacial pionero y, sobre todo, cómo un proyecto liderado por estudiantes ha conseguido ganarse un modesto lugar en los libros de historia.

Según cuenta Alba Badia, actual coordinadora de Cosmic Research, el proyecto arrancó hace unos cinco años de la mano de una decena de estudiantes de diferentes cursos y diferentes especialidades. La idea, explica, no era solo construir un cohete. El objetivo también era desarrollar una serie de herramientas tecnológicas (desde el circuito eléctrico del vehículo hasta un simulador de vuelo); diseñar una misión que pudiera generar conocimiento técnico; y poner a punto un espacio para que, en un futuro, este cohete pueda utilizarse para experimentos científicos que requieran de condiciones de microgravedad. "Queríamos lanzar un cohete a la estratosfera y queríamos hacerlo con los estándares de una plataforma de lanzamiento real", resume la estudiante de l’Escola Superior d'Enginyeries Industrial, Aeroespacial i Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT - UPC). 

"Queríamos lanzar un cohete a la estratosfera y queríamos hacerlo con los estándares de una plataforma de lanzamiento real"

— Alba Badia, estudiante y coordinadora de Cosmic Research

Después de años y años de trabajo, llegados a este otoño el equipo técnico de la misión anunció que Bondar estaba lista para el despegue. El 23 de noviembre, los ingenieros de Cosmic Research montaron el cohete en una furgoneta y viajaron de Terrassa hasta Huelva con el vehículo espacial en el maletero. Tras 14 horas de ruta, y más de 1.000 kilómetros de carretera recorridos, el bólido por fin llegó a la plataforma de lanzamiento del Arenosillo, del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA). Una vez llegados a su destino final, los preparativos para el despegue tardaron casi una semana; el tiempo justo para acabar de ensamblar el cohete, introducir el motor y anclar la base de lanzamiento de la misión.

El equipo técnico de Bondar durante el lanzamiento de la misión.

El equipo técnico de Bondar durante el lanzamiento de la misión. / UPC

Despegue de la misión

El martes 30 de noviembre, el día arrancó con unas condiciones meteorológicas favorables para el despegue. A la una del mediodía empezaron las operaciones de cuenta atrás. Tras ultimar todos los preparativos, el equipo técnico de la misión apretó el botón de lanzamiento a las seis de la tarde y, en cuestión de segundos, Bondar alzó el vuelo. La misión despegó con éxito, se alzó hasta alcanzar 7,8 kilómetros de altura, llegó a 1.900 kilómetros por hora de velocidad y, finalmente, se desplomó en el mar. "Todo salió como estaba previsto. Excepto que el motor quemó un segundo menos de lo esperado. Esto es lo que ha hecho que no llegáramos a los ocho kilómetros de altura", argumenta Badia.

El despegue de la misión Bondar ha recibido grandes aplausos y alabanzas durante este viernes, cuando se han presentado los resultados oficiales del despegue. "Este proyecto es una prueba de que en Catalunya hay mucho talento. Ahora tenemos que hacer lo posible para que estos estudiantes tengan oportunidades de quedarse a trabajar aquí y no se vean obligados a irse", argumenta Daniel Marco, director general d'Innovació i Economia Digital de la Generalitat. Según explica el portavoz de la 'conselleria' de Polítiques Digitals, hace ya un año que Catalunya ha desplegado la estrategia 'New Space' para fortalecer el ecosistema de empresas e instituciones dedicadas al espacio. "En 2022 invertiremos siete millones de euros en el sector", comenta.