Veredicto

La ciencia para entender el avance de la crisis climática gana el Nobel de Física 2021

  • La Real Academia de Ciencias de Suecia otorga el galardón a los investigadores Syukuro Manabe, Klaus Hasselmann y Giorgio Parisi

  • El comité premia las "contribuciones fundamentales para nuestra comprensión de los sistemas físicos complejos"

Medallas de Alfred Nobel.

Medallas de Alfred Nobel. / AFP / Jonathan NACKSTRAND

4
Se lee en minutos
Valentina Raffio
Valentina Raffio

Periodista.

Especialista en ciencia, salud y medio ambiente.

Escribe desde Barcelona.

ver +

El mensaje de alerta sobre el avance del calentamiento global y los devastadores escenarios que plantea la crisis climática son fruto de una ciencia que, lejos de la especulación, ya ha consolidado su base teórica y es capaz de lanzar predicciones firmes. Tanto es así que este año, la Real Academia de las Ciencias de Suecia ha decidido entregar el Premio Nobel de Física 2021 a tres investigadores que, de una manera u otra, han contribuido a entender mejor este fenómeno. Según ha anunciado este martes el comité del Nobel, en esta edición el prestigioso galardón se divide en dos partes. La primera parte va al investigador de origen japonés Sykuro Manabe y al alemán Klaus Hasselmann por su investigación en modelos matemáticos que permiten entender la evolución del clima terrestre. La otra mitad del reconocimiento recae sobre el físico italiano Giorgio Parisi, cuyo trabajo ha permitido profundizar en los modelos matemáticos para estudiar todo tipo de fenómenos complejos. 

El reconocimiento a la ciencia de la crisis climática se entrega apenas unas semanas antes del arranque de la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), una cita en que los principales líderes del mundo deberán decidir cómo hacer frente a la crisis climática. "Urge tomar medidas fuertes y decididas. Si no hacemos nada, la temperatura global seguirá subiendo. Tenemos que actuar ya para frenarlo, sin más demora”, ha exclamado Giorgio Parisi, uno de los tres científicos galardonados con el Nobel, en sus primeras declaraciones ante la prensa. 

¿Servirá, pues, este premio para crear conciencia sobre la gravedad y el impacto de la crisis climática? "Los que todavía no han entendido que esto es un problema dudo que cambiarán de opinión tras la entrega del Nobel", ha argumentado Göran Hanssen, secretario general de la Academia de Ciencias de Suecia. "El mensaje que da este premio es que la ciencia detrás de las predicciones es sólida", ha añadido Thors Hans Hansson, del panel de expertos del Nobel.

Eminencias científicas

"Hace años que esperábamos un Nobel así. Parecía que no iba a llegar nunca", exclama, entusiasta, el investigador Francisco J. Doblas Reyes, del Barcelona Supercomputing Center (BSC-CNS), en una entrevista con este diario. Según explica el investigador barcelonés, la última vez que los Nobel premiaron una investigación en temas ambientales fue en 1995, cuando destacaron las investigaciones pioneras sobre el agujero de ozono. "Es una gran noticia que haya concedido un Nobel a Manabe y Hasselmann. Pero también es cierto que llega tarde. Si hubieran concedido este premio hace una década, antes de que se jubilaran, los estudios de los modelos climáticos habrían tenido más impulso", comenta.

Doblas Reyes habla de Manabe y Hasselmann como dos eminencias en la física del clima. “Los estudiantes de doctorado siguen consultando sus trabajos”, explica el científico como ejemplo de la influencia de los recién nombrados Nobel. El investigador español describe a Manabe, el meteorólogo japonés, como una persona muy enérgica. De esas que se comen un escenario. De su trayectoria destaca que, allá por los sesenta, consiguió dar un vuelco a la disciplina en un momento que, lejos de disponer de la tecnología actual, los programadores todavía trabajaban con tarjetas. Años más tarde, explica, Hasselmann también irrumpió con fuerza y consiguió asentar los fundamentos teóricos de esta ciencia. "Sus aportaciones fueron y siguen siendo fundamentales para entender cómo funciona el clima global", comenta Doblas Reyes.

"Sus aportaciones fueron y siguen siendo fundamentales para entender cómo funciona el clima global"

Francisco J. Doblas Reyes

Premio a la física aplicada

Noticias relacionadas

En las últimas dos ediciones, la del 2019 y la del 2020, el Nobel de Física ha recaído en trabajos relacionados con la astrofísica. Concretamente, en 2019 se premió "el descubrimiento de un exoplaneta que orbita una estrella de tipo solar". Y en 2020 se reconoció la investigación que había probado que "la formación de agujeros negros es una predicción robusta de la teoría general de la relatividad". La ciencia del universo siempre ha sido, de hecho, uno de los campos más premiados en los Nobel de Física.

Echando la vista atrás y rascando un poco en la hemeroteca de estos galardones encontramos que uno de los premios más recordados de todos los tiempos fue el otorgado a Marie Curie, Pierre Curie y Henri Becquerel por sus investigaciones sobre radioactividad. O el entregado a Albert Einstein, en 1921, por sus aportaciones a la física teórica. El galardón de este año a la ciencia del clima cambia el paradigma y demuestra que, más allá de las discusiones teóricas, la ciencia puede tener aplicaciones mucho más prácticas y tangibles. Como entender el rumbo de la crisis ecológica que, hoy por hoy, envuelve nuestro planeta.