Ir a contenido

RECONSTRUCCIÓN DE FÓSILES

Los pterosaurios tenían diferentes tipo de pelaje y... ¡plumas!

Un nuevo estudio sugiere que algunos de estos dinosaurios estarían recubiertos de diferentes tipos pieles y plumas

El Periódico

Reconstrucción de uno de los pterosaurios de cola corta estudiados

Reconstrucción de uno de los pterosaurios de cola corta estudiados / Yuan Zhang - Nature Ecology & Evolution (Yuan Zhang - Nature Ecology & Evolution)

Los pterosaurios eran unos bichos de lo más raros. No tan solo se conocen por ser los primeros vertebrados en conseguir alzar el vuelo sino que, además, ahora también resulta que destacaban por su extraño ropaje. Un nuevo estudio publicado en la revista Nature sugiere que estos animales podrían haber estado cubiertos por diferentes tipos de pelaje y hasta cuatro tipo de plumas. Este hallazgo, además de sorprendente, haría retroceder el origen de las plumas unos 70 millones de años.

Hasta ahora los expertos habían considerado que las primeras plumas (o estructura de plumas) pertenecían a los dinosaurios, considerados los ancestros de las aves de hoy en día. Los pterosaurios, en cambio, eran conocidos por su pelaje. ¿Pero qué pasaría si ambos grupos hubieran tenido plumas? Los paleontólogos Baoyu Jiang, Michael Benton y el equipo de investigadores implicados en este nuevo estudio consideran que este hallazgo de plumas sugiere que esta característica podría haber evolucionado de manera independiente en ambos linajes.

"Este descubrimiento tiene implicaciones sorprendentes para nuestra comprensión del origen de las plumas, pero también sobre un momento importante de la revolución de la vida en Tierra", explica Mike Benton, uno de los investigadores responsables de este estudio y profesor en la Universidad de Bristol. "La búsqueda de plumas en los fósiles se está intensificando y es importante encontrar sus funciones en formas de vida tan tempranas. Esto podría reescribir nuestra comprensión de una revolución importante en la vida en la Tierra durante el Triásico, y también nuestra comprensión de la regulación genómica de las plumas, escamas y pelos en la piel", añade el experto.

Un pelaje curioso

Para esta nueva investigación, los paleontólogos analizaron con avanzadas técnicas de microscopía y espectroscopía los restos fosilizados de dos pterosaudios de cola corta que vivieron en China hace unos 160-165 millones de años. Los ejemplares, que habían permanecido en un estado de conservación prácticamente perfecto durante todo este tiempo, conservaban los rastros de lo que podrían ser cuatro tipos diferentes de pelaje.

En cabeza, torso y cola, los pterosaurios analizados tenían una cobertura similar al pelaje. En partes de la cabeza y de las alas, en cambio, estos ejemplares tenían hasta tres tipo de fibras que recordarían a las plumas que hoy en día tienen las aves.

Los investigadores argumentan que es probable que los diferentes tipos de revestimientos hayan desempeñado diferentes funciones como la regulación del calor, la señalización y la aerodinámica.