La ronda francesa femenina

Tour Femmes: Mavi García, al suelo, atropellada por el coche de su equipo

Mavi García, en el momento del atropello.

Mavi García, en el momento del atropello. / LE TOUR

  • La corredora mallorquina pierde 5 puestos en la general (de la sexta a la 11ª plaza) tras una caída que le complica la lucha por el jersey amarillo.

 

2
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

A las viñas hay que ir con tractor. O si se quiere ir en bici, que sea de montaña, con las ruedas lo más gordas posibles para mantener el equilibrio con piedras que se clavan y perforan los tubulares. Abusar en las carreras profesionales, sean hombres o mujeres los que monten sobre la bici, de terrenos sin asfaltar, más allá de la Strade Bianche, es algo que debería estar controlado. Una cosa es la épica de las piedras del ‘Infierno del Norte’ y la otra es colocar tramos sin asfaltar que, erróneamente y lejos de los territorios de la Toscana, no deberían denominarse ‘sterrato’.

El ciclismo español rueda en el Tour gafado, desde hace años, al menos desde que Alberto Contador y Purito Rodríguez dejaron de competir. No hay manera de darle la vuelta a la situación, porque una y otra vez sucede algo, algo que tumba las ilusiones de ciclistas como Mavi García, que si bien evitó una hecatombe, que si bien tiene la general complicada pero no perdida tras dejarse minuto y medio con las principales favoritas, ya no se encuentra en esta situación privilegiada a la que llegó a los tramos sin asfaltar, cuatro se programaron, donde menos cruzársele un gato negro le pasó de todo. Un día para olvidar y a la espera de que las heridas por su caída, después de sufrir dos averías, no le causen mayores problemas que los habituales dolores tras un impacto con la tierra.

Dos averías

Noticias relacionadas

Tuvo una avería en el primero de los cuatro sectores y en el penúltimo pinchó. No parecía que la situación fuera muy grave, en una persecución inevitable para pillar el grupo donde iba la líder Marianne Vos, cuando incomprensiblemente la atropelló el coche de su propio equipo. Ver para creer. El vehículo del UEA se la llevó por delante, al golpear la rueda trasera de su bici: trompazo en el codo, en una mano y sobre todo la rabia de ver como todas las favoritas se le escapaban cuando estaba a punto de resolver la que podía ser última situación complicada de la etapa.

Mavi García llegó descolgada y descendió de la sexta a la 11ª plaza de la general, en una cuarta etapa marcada por la escapada y victoria de la suiza Marlen Reusser, subcampeona olímpica de contrarreloj. Este jueves más madera, aunque la etapa resulte sobre el papel algo menos complicada.