Ciclismo

El fenómeno Evenepoel se lleva la Lieja-Bastoña-Lieja

El corredor belga triunfa en solitario con Alejandro Valverde en séptima posición, en la carrera que gana su compañera Van Vleuten en el apartado femenino

Remco Evenepoel, Quinten Hermans y Wout Van Aert en el pódium tras la carrera

Remco Evenepoel, Quinten Hermans y Wout Van Aert en el pódium tras la carrera / Remco Evenepoel, Quinten Hermans y Wout Van Aert en el pódium tras la carrera

2
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

Flandes debate su pasión ciclista entre dos corredores Wout van Aert y Remco Evenepoel, el ‘niño’ rebelde del ciclismo hasta la gran irrumpción de Tadej Pogacar, solo cuatro meses mayor que el fenómeno belga que este domingo ha conquistado con la victoria en la Lieja-Bastoña-Lieja el primer ‘monumento’ de su carrera profesional con solo 22 años.

En cierto modo, Evenepoel ha protegido el palmarés del gran mito del ciclismo belga por años, por décadas, y si se tiene en cuenta que ‘El Caníbal’ reinó hace 50 años, por siglos que pasen. Eddy Merckx es el único ciclista que ha ganado cinco veces la gran clásica valona, que contó con un triunfo flamenco, para dejar sin ninguna opción a Alejandro Valverde, quien hasta se dejó ir en el esprint que decidió la segunda y tercera plaza de la última ‘Decana’ disputada por el ciclista murciano, un podio totalmente belga puesto que Quinten Hermans (segundo) y Van Aert (tercero) acompañaron al corredor del Quick Step, que tomó las riendas de su equipo después del abandono por caída -fue conducido al hospital- del campeón del mundo Julian Alaphilippe.

Ataque en La Redoute

La Redoute, la más dura de las diez cotas que afrontaron los ciclistas, fue decisiva puesto que allí Evenepoel lanzó un brutal ataque que nadie consiguió contrarrestar, ni siquiera el Movistar que puso a trabajar a Enric Mas, en favor de Valverde, y intentó la captura del corredor belga sin éxito.

Evenepoel, en solitario, como si llevase un motor en sus piernas, demostró la gran calidad que atesora, el deportista que antes que ciclista fue futbolista, para llegar a jugar en las categorías inferiores de la selección belga. Evenepoel era el gran corredor que atesoraba una calidad extrema, capaz de ganar todo lo que podía proponerse, hasta que en agosto de 2020, en Lombardía, cayó al vacío al precipitarse por un puente. Casi se mata, en un accidente del que bien se puede asegurar que tuvo un ángel de la guarda protegiéndole pues solo sufrió una fractura de pelvis, cuando las heridas podían haber sido mucho más graves.

La despedida

Sin embargo, la recuperación ha sido muy dura, hasta el punto de quedar muchas veces en un segundo plano, mientras Pogacar, ganador el año pasado, y ausente este por el fallecimiento de la madre de su novia, solo hacía que cosechar éxitos por todas partes.

Noticias relacionadas

Fue la Lieja-Bastoña-Lieja de la despedida de Valverde, con un séptimo puesto en la meta y cuatro victorias en su historial ciclista. El año que viene verá la carrera por televisión o desde la meta valona, si lo prefiere pero nunca más con un dorsal y pedaleando entre los mejores.

Y entre las mejores, la ganadora mejor dicho, estuvo Annemiek van Vleuten, la gran estrella del Movistar, que se llevó la victoria en solitario, al igual que Evenepoel, en la carrera femenina donde la mallorquina Mavi García acabó en 13ª posición.